Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting repetirá la campaña de abonados con múltiples opciones

El club busca fórmulas para compensar a los socios y no tener que devolver 2,9 millones en plena crisis por el impacto del virus

Aficionados del Sporting en El Molinón en el partido ante el  Almería. | Juan Plaza

Aficionados del Sporting en El Molinón en el partido ante el Almería. | Juan Plaza

El Sporting plantea replicar una campaña de abonados similar a la del pasado curso, con varias opciones entre las que los aficionados puedan elegir. De esta forma, el consejo de administración estudia distintas fórmulas para compensar a los abonados sportinguistas que renovaron su carnet en la anterior campaña y que no pudieron acudir al estadio este curso que finaliza. Únicamente alrededor de cinco millares de aficionados –todos ellos renovados con la opción A, la que daba máxima prioridad para entrar al estadio– pudieron acudir este curso a un partido en El Molinón: 300 en el partido de Copa del Rey contra el Betis, en enero y otros 4.500 en el último partido de Liga, frente al Almería, el pasado domingo. Por ello, el club deberá devolver la práctica totalidad del dinero ingresado por abonos: 2.900.000 euros, según el presupuesto presentado en la última junta de accionistas.

Las cuentas dicen que el Sporting ha de reembolsar esos 2.900.000 euros casi de forma íntegra. A esa cantidad hay que restar un 4,76% del precio del abono a cada uno de los casi 5.000 aficionados que pudieron disfrutar de un encuentro en directo, lo que supone una reducción de apenas entre 50.000 y 100.000 euros, dependiendo del coste de las renovaciones de esos abonos. Un ejemplo práctico: un abonado de la opción A cuyo asiento esté en la grada Este pagó por su abono de la temporada que termina 240 euros, con lo que se le devolverá el precio total del abono menos los 11,5 euros correspondientes a ese partido: 228,5 euros.

De este modo, el Sporting buscará fórmulas para no tener que reintegrar esa cantidad, sino intentar compensar ese dinero de alguna otra forma, como rebajando el precio del abono del próximo año. Además, cabe recordar que en la campaña de abonados del pasado curso se explicitaba que los precios permanecerían congelados tanto la pasada campaña como esta que viene. En el texto también se recogía que “se ofrecerán distintas alternativas de compensación, entre ellas la compensación económica”.

Desde el club se confía así en no tener que hacer frente a la totalidad del montante, toda vez que la situación económica de la entidad, como de la mayoría de equipos de fútbol en la actualidad, no es tan boyante a causa de los estragos causados por la pandemia.

Cabe destacar que el Sporting suscribió el pasado año un crédito colectivo negociado por LaLiga, con la entidad JB Capital, por un montante de cinco millones de euros, a devolver en cinco años. Un colchón que no parece suficiente de cara a la próxima campaña, donde todo parece indicar que el Sporting se verá obligado a realizar traspasos para cuadrar unas cuentas otra vez marcadas por el coronavirus.

Compartir el artículo

stats