Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Christian Rivera rescinde con Las Palmas y se acerca al Sporting

El centrocampista gijonés está dispuesto a rebajar su ficha para regresar a Mareo | Cristian Salvador cambia Gijón por Huesca

Christian Rivera.| EFE

Christian Rivera.| EFE

Christian Rivera está más cerca de convertirse en nuevo jugador del Sporting. El centrocampista gijonés rescindió ayer el año de contrato que le quedaba con la Unión Deportiva Las Palmas, solventando de esta forma uno de los mayores escollos existentes para su llegada a Gijón. El jugador ya aseguró esta misma semana en LA NUEVA ESPAÑA que quería volver al club donde se formó como futbolista. Un deseo que podría estar ahora más cerca que nunca de cumplirse. Además, ayer se despidió del club rojiblanco otro jugador: el centrocampista zamorano Cristian Salvador, que pone así fin a sus cinco años en Gijón, tres de ellos en el primer equipo, donde disputó 78 partidos.

La noticia sobre Rivera la adelantaba, en rueda de prensa, el presidente de Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez, asegurando que el gijonés sería baja para la próxima temporada. Una información que corroboró el club con un comunicado oficial. Según ha podido saber LA NUEVA ESPAÑA, la desvinculación todavía no se ha hecho efectiva a falta de cerrar los últimos flecos existentes. Sin embargo, todo parece indicar que esta situación quedará solventada en las próximas horas.

De este modo se supera el obstáculo más grande para la vuelta de Rivera a Mareo. Al centrocampista gijonés, de 23 años, le restaba un año de contrato con el conjunto canario, por el que había firmado por cuatro temporadas. Eso, sumado al elevado sueldo del futbolista –alrededor de un millón de euros–, era un escollo para su llegada a Gijón. Más aún cuando las relaciones entre jugador y club canario no eran las mejores. Precisamente por eso, desde el entorno del jugador se ponía en tela de juicio que Las Palmas facilitara su salida abonándole el año que le restaba de contrato. Una situación que ahora parece desbloqueada y que acerca a Christian Rivera a Gijón.

El mediocentro en ningún momento ocultó su intención de jugar en el Sporting. “Soy de Gijón, estaría encantado de volver al Sporting”, aseguró a LA NUEVA ESPAÑA esta misma semana. Unas ganas de jugar en Gijón a las que se sumaban las que tenía de salir del club canario, donde no estaba contando con continuidad. Como ejemplo, el último curso apenas disputó seis encuentros, sumando solo 468 minutos de juego. Una circunstancia que desde el entorno del jugador se explicaba por “una cuestión de despachos, no por talla futbolística”.

De hecho, el propio Rivera aseguró que “quiero jugar, coger minutos y ritmo, con eso ya soy feliz. Y si es en el Sporting, mejor”. Unas palabras que no son en vano. El jugador, según explicaron a este periódico fuentes conocedoras de la operación, estaría dispuesto a rebajarse el sueldo para jugar en Gijón. Sobre todo, teniendo en cuenta la situación económica actual de los clubes tras el embate de la pandemia, mucho más complicada que cuando Rivera firmó por Las Palmas con un suculento contrato. De todas formas, ese esfuerzo del jugador tendría que ir acompañado de otro del club gijonés para ofrecerle unas buenas condiciones económicas atractivas para un futbolista al que siguen varios clubes, sobre todo dentro de España. Ninguno de ellos, eso sí, en Primera División. El Sporting, no obstante, sería el mejor posicionado.

El futbolista gijonés dejó Mareo en edad juvenil tras negarse a jugar con el club asturiano con la intención de fichar por el Atlético de Madrid. Una maniobra que hizo que al final recalase en el Oviedo. Superado ese incidente, Rivera suma más de un centenar de partidos en su carrera entre Primera y Segunda División entre el equipo azul, Eibar, Las Palmas, Barça B, Huesca, Leganés y Girona, donde jugó cedido por el club canario.

Cristian Salvador Ángel González

En el Sporting tendría por delante el reto de hacer olvidar a los dos mediocentros que se despidieron esta semana de la disciplina rojiblanca: Javi Fuego, el lunes, menos de 24 horas después de terminar la temporada; y Cristian Salvador, que lo hizo ayer. El centrocampista zamorano recalará, salvo sorpresa mayúscula, en el Huesca, conjunto con el que tiene firmado un preacuerdo.

Tras finalizar su contrato, y ante la falta de ofertas de renovación por parte del Sporting, Salvador se buscó un futuro fuera de Gijón, a donde llegó hace cinco años para jugar en el filial. Tras dos años en el Sporting B, el potente mediocentro dio el salto al primer equipo, de la mano de Baraja –antes había debutado, en Copa del Rey, con Abelardo, frente al Eibar–. Ya en la primera plantilla rojiblanca, Salvador disputó 78 partidos, anotando dos goles.

“Digo adiós a un club que me ha dado la oportunidad de ser futbolista profesional”, valoró ayer Cristian Salvador en su despedida mediante un comunicado. Con su marcha, son ya cinco los jugadores que dejaron la disciplina rojiblanca tras finalizar la temporada: los cedidos Cumic y Saúl García, Carmona, Javi Fuego y el propio Salvador.

Compartir el artículo

stats