DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Julio Salinas. Exjugador del Sporting

“Carmona ha estado desaprovechado en el Sporting los últimos dos años”

“Manu García llegará a jugar más partidos con la absoluta, pero me hubieran gustado otras circunstancias; así queda sabor agridulce”

Juilio Salinas posa con la camiseta de España que lució en el Mundial de 1986. | J. Salinas

Juilio Salinas posa con la camiseta de España que lució en el Mundial de 1986. | J. Salinas

Hoy llega a Asturias para disfrutar de unos días de vacaciones junto a la familia. Julio Salinas (Bilbao, 11-9-1962) tiene en Gijón algo más que la ciudad que le acogió como jugador del Sporting en 1995. “Me trataron fenomenal, tengo aquí muchos amigos y es una ciudad magnífica para vivir”, repite el que hasta ayer era el último internacional español del club gijonés.

–Manu recoge el testigo.

–Me hubieran gustado que se diera en otras circunstancias, no porque haya dado el salto la sub-21 por el tema covid. Si vas en la selección es porque estás haciendo una temporada magnífica y en Primera. No ha sido el caso. La sensación que te queda es agridulce, pero también digo que creo que Manu García jugará más partidos como internacional absoluto. Es un gran futbolista, con mucho futuro.

–¿Le siguen cantando en Gijón aquello de “Salinas bota de oro?

–¡Sí! La primera vez que lo escuché, cuando llegué en 1995, pensé que era en plan de coña. Me quedé “acojonao” del recibimiento que le estaban haciendo a un viejo (tenía 33 años). Yo pensaba, “la gente estará creyendo que vengo a robar, a firmar mi último contrato y se ríen de mí”. Vine a Gijón porque había tenido problemas con Toshack en el Dépor y porque pensaba que podía ir a la Eurocopa del 96. Clemente me dijo que tenía que jugar y demostrar que era el mejor delantero español. En el primer partido ya hice dos, ante el Albacete. Me salió un año fantástico. Logré macar 18 goles sin tirar penaltis.

–¿Y cómo ve a España de cara a la Eurocopa?

–No es favorita. Siempre la incluimos por el nombre, pero no lo es en este momento. Hay cosas que resolver y buenos jugadores, pero no estamos en el bombo de los mejores.

–¿Cómo valora la temporada del Sporting?

–Inició con dudas la temporada, pero luego cogió una buena racha. Depender en exclusiva de Djuka para el gol no era buena señal. Acabó penalizando porque el equipo siempre mantuvo seguridad defensiva. Todo hacía indicar que se iba a clasificar sin problemas para el play-off, pero al final el equipo se complicó la vida. Fue una decepción, porque el Sporting y la ciudad merece estar en Primera.

–¿Cuánto vale Djuka?

–Lo que te quieran pagar. Es difícil encontrar delanteros que hagan goles. Es lo que busca todo el mundo. El Sporting lo tiene, pero lo tienes que acompañar con más jugadores. En una Liga de 42 partidos, tienes que meter 70 o 80 goles para subir. Es lo que le ha faltado al Sporting, otro delantero de 10 goles y dos medios de 6 o 7.

–Se va Carmona, uno más de la familia (es el marido de su sobrina, Irati).

–La despedida que le hizo el club fue muy emocionante. Se lo merecía. Ha hecho mucho por el este club. También creo que ha sido un jugador desaprovechado por el Sporting en los últimos dos años. No entiendo muy bien cómo en un equipo con tanta carencia de gol no tuvo más oportunidades este año, porque en temporadas anteriores Carmona hizo muchos goles. No es una crítica al entrenador, cada uno tiene su equipo, su alineación, pero el comportamiento de Carlos ha sido impresionante en cuanto a actitud y todo.

–¿Cómo ha vivido su adiós?

–Ver la admiración de sus compañeros hacia él dice mucho. Cuando el Sporting bajó a Segunda, tuvo ofertas de Primera. Salió Cuéllar, salieron muchos, y a él el club le obligó a quedarse porque le consideraba pieza importante. Hubo rebajas de contrato de por medio y más cosas, y el comportamiento suyo fue siempre ejemplar. Lo pasó mal estos dos últimos años por no jugar. Eso me entristece. Es un chaval magnífico, un buenazo. Ahora quiere volver a disfrutar con el fútbol. ¿Lugo? no lo sé. Sí creo que en el futuro acabará viviendo en Gijón. Aquí es feliz.

–Quini tendrá una estatua.

–Todo lo que se le haga es merecido. El Brujo es como el Messi del Barcelona. Lo que ha hecho… Es una referencia para todos. A los siete “Pichichis”, que no están al alcance de nadie, hay que añadir su valor como persona. ¡A mí me ayudó a hacer la mudanza cuando llegué al Sporting! Era un referente.

Compartir el artículo

stats