DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nino: “Preciado me llamaba todos los veranos para fichar por el Sporting”

El mítico delantero se retira a los 40 años siendo el club rojiblanco el tercero al que más marcó: “Jugar en El Molinón me encantaba”

Nino, ayer, junto a la insignia de oro del Elche y su camiseta durante el anuncio de su retirada.

Nino, ayer, junto a la insignia de oro del Elche y su camiseta durante el anuncio de su retirada. Antonio Amorós

“Ha sido uno de los entrenadores que me ha hecho sentir más querido sin llegar nunca a tenerme en su equipo”. Juan Francisco Martínez Modesto, Nino (Almería, 10-6-1980) hace balance de 23 temporadas en el fútbol profesional sin olvidar a Manolo Preciado. A sus 40 años, cuelga las botas y hace un hueco a LA NUEVA ESPAÑA para hablar sobre su estrecho vínculo con el cántabro y con el Sporting, el tercer club al que más goles le ha hecho en su carrera -8, dos menos que al Nàstic y uno menos que al Valladolid-. “Preciado me llamaba todos los veranos para fichar por el Sporting. Incluso antes de que acabara la temporada ya empezaba a insistirme: ‘Vente, vente, que aquí vas a estar a gusto’. Hubo momentos, creo que tras mi último año en Tenerife, que estuve cerca de irme a Gijón”, asegura el mítico delantero del Elche. No fue posible.

“La verdad es que siempre se me dio bien marcar al Sporting. ¿La razón?, puede que sea que jugar en El Molinón me motivaba. Es un campo que siempre me ha encantado, por ambiente y porque apretaba a los rivales”, afirma Nino. El almeriense advierte que Preciado “ya intentó firmarme para el Racing de Santander” y que, a pesar de que no fructificase, le hubiera gustado vestir de rojiblanco. “Vivir la experiencia de estar en ese club y de trabajar con Preciado me hubiera encantado. Cuando nos enfrentábamos, antes del partido ya venía a decirme algo tipo: ‘Hoy, tranquilito, ¡eh!’. Era un tipo campechano, directo y muy buena gente”, señala del de Astillero.

Entre los ocho goles que hizo al Sporting, Nino se queda “con el primero en El Molinón”. Fue en la temporada 2001-02, en Segunda División, y significó el triunfo del Elche. En el conjunto ilicitano explotó antes de pasar por Levante, Tenerife y Osasuna. De vuelta a Alicante, su carrera le tendría reservada otra historia grabada en rojiblanco, la del resurgir del Elche desde Segunda B vía Mareo. Nino marcó los dos goles decisivos en la promoción de ascenso a Segunda ante el Sporting B. “Fíjese que yo allí sólo había ido a entrenarme. Aquel día fue clave porque después ya vino el doble ascenso a Primera”, recuerda. Ahora piensa en desconectar, pero la pelota seguirá siendo protagonista en su vida. “Me gustaría ser entrenador”, dice el mítico delantero del Elche, el deseo prohibido del Sporting de Preciado.

Compartir el artículo

stats