Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Contratiempo en la operación salida del Sporting: Djuka no cumple los requisitos para jugar en Inglaterra

El ariete rojiblanco no alcanza la puntuación para el permiso de trabajo exigido tras el Brexit, según expertos

Djuka celebra un gol con el Sporting

Djuka celebra un gol con el Sporting Ángel González

Uros Djurdjevic no cumple los requisitos legales necesarios para poder jugar en Inglaterra. Así lo aseguran expertos conocedores del mercado inglés, que explican que el ariete montenegrino no alcanza el mínimo necesario de puntos, en base a un baremo pactado entre la Federación de Fútbol Inglesa y el gobierno británico tras el Brexit, para lograr el permiso de trabajo preceptivo para recalar en el fútbol de las islas. Un contratiempo para el Sporting, que veía en el mercado inglés uno de los destinos más atractivos para que recalara el ariete de los Balcanes, toda vez que dan por hecho la necesidad de realizar una gran venta. Djuka es el jugador que más papeletas tiene para dejar Gijón y en Mareo son conscientes de que los clubes británicos son quienes más opciones tienen de alcanzar las cifras que la entidad gijonesa aspira a lograr en la operación de su posible venta.

Tras hacer efectivo el Brexit, cualquier jugador de fútbol profesional que quiera recalar en la Premier League o cualquier otra competición inglesa debe obtener una suerte de permiso de trabajo del gobierno británico. Un documento que se alcanza en base a distintos criterios, según explican los expertos. Entre ellos, por ejemplo, los partidos jugados por el futbolista, el nivel del equipo vendedor –en base a la categoría que milita y su posición en Liga– o los partidos internacionales disputados con su club. También otros como el dinero que el jugador ha movido en sus traspasos previos u otros hitos, como haber alcanzado algún título. Así lo explican fuentes conocedoras del mercado británico. El futbolista también obtiene puntos por sus apariciones con la selección absoluta y sus categorías inferiores.

Con todos estos baremos en la mano, Djuka no alcanzaría los 15 puntos necesarios para obtener este Governing Body Endorsement –certificado del órgano de gobierno, en inglés– que le permita jugar el curso próximo en Inglaterra. De no alcanzar ese límite mínimo necesario, un grupo de expertos, denominado panel de excepción, podría estudiar la situación de Djuka de manera individualizada.

Sin embargo, según fuentes consultadas por LA NUEVA ESPAÑA y que tienen acceso a la herramienta de cálculo de esta puntuación, el delantero del Sporting rondaría los 10 puntos, con lo que podría incluso no llegar a la puntuación necesaria para que este grupo de expertos considere su situación de forma más concreta. Para que esta situación se dé, ha de ser el propio club interesado en su contratación quien solicite la intervención del grupo de expertos previo pago de unas tasas. Una situación que fuentes conocedoras del mercado británico aseguran que será “muy difícil” que se produzca. “El equipo en cuestión tendría que estar muy interesado en ese jugador en concreto”, explican.

De hecho, estas mismas fuentes remarcan que “va a ser muy difícil que un equipo inglés espere tanto tiempo” para contratar a Djuka. Una operación que se alargaría demasiado en el tiempo en un mercado como el actual, muy parado y donde buscar alternativas se antoja muy complicado. “No veo muy factible que un equipo deje de firmar a algún jugador por esperar a otro que no llegue a estos baremos y dependa de un comité de excepción”, explican.

De esta forma, el Sporting ve cerrado uno de los mercados más apetitosos para la venta de Djuka, el jugador por el que a priori más dinero podría ingresar la entidad rojiblanca, necesitada de realizar un traspaso de renombre para cuadrar sus cuentas, afectadas por el embate de la pandemia.

El club tasa en diez millones de euros al delantero balcánico, que viene de anotar 22 tantos en Segunda División, alzándose como el segundo máximo artillero del curso en la categoría de plata, solo por detrás de Raúl de Tomás, con un gol más. Un delantero, el perico, que los expertos ponen de ejemplo. “De Tomás superaría de sobra los requisitos para jugar en Inglaterra porque, aunque viene de jugar en Segunda como Djuka, ha protagonizado traspasos muy altos entre equipos de primer nivel”, explicitan.

Cabe recordar que, tal y como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, el Sporting tendrá que abonar un 20% de la plusvalía que obtenga por la venta de Djuka –diferencia favorable entre el precio de venta y de compra, que fue de 2,5 millones– al club de origen del delantero: el Olympiacos griego. Así, el margen para negociar y sacar rédito por el ariete balcánico se reduce, con lo que el Sporting buscará unas cifras de traspaso jugosas. Unas cantidades que, a día de hoy, parece que solo se podrían conseguir en el mercado británico, cuyas puertas parecen ahora cerradas para Djuka y el Sporting.

Compartir el artículo

stats