Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting reafirma la apuesta por Gallego y el bloque de jugadores: Un proyecto continuista

El catalán es el primer entrenador que comenzará dos temporadas seguidas en Gijón desde Abelardo, hace cinco cursos

David Gallego, en las instalaciones de Mareo

David Gallego, en las instalaciones de Mareo

El Sporting está decidido a dar este curso continuidad al proyecto que comenzó la pasada temporada. Un plan que mira al medio y al largo plazo, pero que no renuncia a los resultados inmediatos, como se vio el curso recién terminado, donde el club rojiblanco estuvo a punto de colarse en los puestos de play-off para luchar por el ascenso, una posición que mantuvo durante la práctica totalidad de la temporada.

La muestra más clara de esta continuidad al plan ideado por Javi Rico son los contratos a largo realizados a jugadores llamados a ser vitales en la plantilla, como Campuzano, Gaspar Campos, Pedro Díaz, Guille Rosas, Gragera o Nacho Méndez. Pero también otro dato: David Gallego es el primer entrenador que va a comenzar dos temporadas seguidas en el banquillo rojiblanco desde que lo hiciera Abelardo, hace ya cinco temporadas. Todo un hito que el técnico catalán espera poder concretar con éxitos a final de temporada.

El Pitu, en la temporada 2016-17, la última en Primera División hasta la fecha, fue el último que encadenó dos inicios ligueros como entrenador sportinguista. En su caso, era su cuarta temporada como preparador rojiblanco tras haber sustituido a Sandoval al final de la 2013-14. Tras Abelardo, cinco técnicos pasaron por el banquillo gijonés hasta encontrar la estabilidad con Gallego, apuesta personal de Javi Rico y que le resta esta temporada de contrato.

Antes entrenaron al Sporting Rubi, media temporada en la 2016-17, tras sustituir a Abelardo y no poder evitar el descenso; Paco Herrera, que comenzó la campaña 2017-18, pero no la terminó; Baraja, que tomó el relevo de Herrera y comenzó el curso siguiente; José Alberto, que recogió el equipo que dejó el Pipo y arrancó la temporada 2018-19; y Djukic, que culminó la temporada comenzada por el técnico asturiano. Ninguno de ellos logró encadenar dos años consecutivos comenzando la temporada en el banquillo rojiblanco.

Algo que todo apunta a que sí que hará Gallego. El entrenador de Suria fue una de las apuestas más arriesgadas aunque convencidas de Javi Rico. Un plan que huía del cortoplacismo y que ahora apunta a tener continuidad. Prueba de ello es que, aunque varios clubes llegaron a interesarse por el técnico catalán del Sporting en lo que va de verano, desde Mareo se cerraron las puertas a su salida. La firme intención de los dirigentes rojiblancos y del propio técnico es darle continuidad al proyecto conjunto. Así lo aseguró el propio Gallego tras el último encuentro liguero, en el que las esperanzas de ascenso del Sporting se esfumaban, cuando ya comenzaba a hablar de una “base” de jugadores de cara a la próxima temporada.

Una “base” que está formada, en gran medida, por futbolistas jóvenes y de gran proyección, en su mayoría criados en Mareo. Un perfil de jugador que Javi Rico se ha encargado de atar para las próximas temporadas, bien con renovaciones como la de Pedro Díaz y Nacho Méndez –hasta 2025 y 2024 respectivamente–, con fichajes de larga duración como el de Campuzano –hasta 2025– o haciéndoles su primer contrato profesional, como a Gragera, Guille Rosas o Gaspar Campos. A ellos se unirán Pablo García, Bogdan o Pelayo Suárez.

Además, cabe destacar que solo cuatro entrenadores de Segunda, además de Gallego, comenzarán la temporada en el mismo banquillo que lo hicieron en la anterior: Pepe Mel en Las Palmas y Bolo en la Ponferradina, que cumplirán su cuarta temporada; y Francisco en el Girona y Ziganda en el Oviedo, que sumarán su tercer curso.

Compartir el artículo

stats