Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Esperemos que el año le vaya bien al Sporting”, desea Villa a los de Gallego

“Es la razón por la que conozco el fútbol”, dice sobre el Guaje una fan china que viaja a Gijón para conocerle

Villa firma autógrafos a los chavales asistentes a su campus veraniego. En el círculo, Shu Yu –a la izquierda– con su acompañante. | M. León

Villa firma autógrafos a los chavales asistentes a su campus veraniego. En el círculo, Shu Yu –a la izquierda– con su acompañante. | M. León

Por unos momentos que algunos recordarán durante mucho tiempo, David Villa hizo felices a los alumnos del segundo turno de su campus veraniego, a los que visitó en el campo de fútbol Santa Cruz, donde se viene celebrando. Los niños, que ya habían concluido el entrenamiento, aguardaban impacientes e inquietos la llegada del Guaje, que se hizo esperar más de lo previsto. La espera, no obstante, mereció la pena, ya que el asturiano hizo las delicias de los jóvenes, que tuvieron la oportunidad de fotografiarse individualmente y por grupos con el exfutbolista, además de recibir autógrafos en camisetas, polos, botas… Y también ejercer como periodistas, realizándole todo tipo de preguntas, desde su trayectoria al futuro del que fuera su club, el Sporting. Aunque el atacante asturiano no se quiso mojar en exceso. A la pregunta de un alumno acerca de cómo ve al equipo para la nueva temporada, el asturiano comentó: “Esperemos que bien”. “¿Te gustan los fichajes?”, preguntó Villa al alumno.

Shu Yu, a la izquierda, con su acompañante

La nota curiosa de la mañana la protagonizó Shu Yu, una aficionada china que viajó desde Barcelona para ver personalmente a David Villa y conseguir una foto con él y su pertinente autógrafo. Acompañada de una amiga, reveló que el de Tuilla es “la razón por la que conozco el fútbol”. “Lo conocí durante el Mundial de Sudáfrica y me gustó su forma de jugar”, declaró Shu Yu, que afirmó ser seguidora del Valencia, y que logró su objetivo de obtener la firma de su ídolo antes de que este abandonara Santa Cruz tras dibujar unas cuantas sonrisas en las caras de los alumnos de su campus.

Unas sonrisas que, sin embargo, vinieron precedidas de los nervios propios de quien está a punto de conocer a su ídolo. Así lo corroboró Nicolás Herrera, de 10 años. “Antes de que llegara estaba muy nervioso y cuando lo vi me puse más aún”, confesó. “Estoy muy contento por haber podido estar con él”, añadió. Algo parecido le ocurrió a Nico Amieva, de 11 años de edad. “Tenía nervios pero cuando le vi… flipé”, dijo Amieva, que destacó que lo que más le gustó de Villa durante su carrera en la élite fue su papel en el Mundial 2010. “Metía golazos y tenía mucha inteligencia”, remarcó. A este sentir se sumó César Octavio. “Sin él, no hubiéramos ganado el Mundial”, sentenció, antes de declarar que se alegraba de conocer a una “leyenda” como él. Mario González, de 9 años, mencionó la “ilusión” que había sentido al compartir un momento con el ex del Sporting de Gijón y también apuntó la “rapidez” como una de las cualidades que más le agradaban del asturiano en su etapa como futbolista.

Uno de los más pequeños entre los presentes era Adrián García, de apenas 8 años. “Me encanta Villa porque jugó en el equipo que más me gusta, el Sporting”, admitió. También manifestó su deseo de jugar algún día en el conjunto rojiblanco. “Y de delantero”, matizó. Iker Gómez, de 12 años, se consagró como uno de los alumnos más afortunados del día. Además de conseguir una foto y un autógrafo de su jugador favorito, Gómez fue el ganador de un sorteo llevándose como premio unas espinilleras personalizadas, cuyo diseño será decisión suya. “Me gusta Villa por su definición y porque jugaba demasiado bien”, argumentó. Una mañana inolvidable en la que el Guaje, como hiciera con toda España en el verano de 2010, hizo felices a los asistentes a su campus veraniego.

Compartir el artículo

stats