Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La crónica del Sporting 0-2 Real Sociedad B: Un Sporting ineficaz

Los rojiblancos no aprovechan sus ocasiones y suman la primera derrota de la pretemporada | Gallego: “Tenemos que mejorar”

Los jugadores de la Real Sociedad B celebran el primer tanto junto a los rojiblancos Kravets –en primer término-, Berrocal, Pelayo Suárez y Mariño, cabizbajos. | Marcos León

Los jugadores de la Real Sociedad B celebran el primer tanto junto a los rojiblancos Kravets –en primer término-, Berrocal, Pelayo Suárez y Mariño, cabizbajos. | Marcos León

El Sporting cayó ayer derrotado en el primer test serio de la pretemporada por 0-2 frente a la Real Sociedad B. Los de David Gallego no supieron aprovechar las ocasiones de gol de las que dispusieron durante todo el encuentro y acabaron sucumbiendo frente a un conjunto que el año próximo jugará en la Segunda División.

Salió mejor el Sporting al terreno de juego. En el primer minuto de partido, los rojiblancos dispusieron de la primera ocasión, en las botas de Djuka. Campuzano, uno de los más activos del conjunto local, filtró un buen pase para el ariete montenegrino, que ganó la espalda a los defensores plantándose ante Zubiaurre. El delantero no se decidió a tirar con la izquierda y su remate, con la pierna derecha, lo repelió el cancerbero vasco.

El dominio local continuó y, en el minuto 5 dispuso de la segunda del encuentro, en una jugada similar a la del primer minuto. En esta ocasión fue Gragera el que lanzó a Aitor en banda derecha. Su remate, nuevamente, fue repelido por Zubiaurre.

Sin embargo, el único tanto de la primera parte corrió a cargo de los visitantes. Kravets, con ventaja, no acertó a despejar el esférico, perdiéndolo en zona defensiva. Dentro del área, Martín supo encarar a Berrocal y dar un pase de la muerte a Martón, que anotó el primer gol del partido a puerta vacía.

El gol “txuri urdin” no amedrentó al Sporting, que supo seguir llevando el peso del encuentro ante el filial vasco, muy bien trabajado tácticamente por su entrenador, el exfutbolista Xabi Alonso. Sin embargo, ese dominio no terminó de cristalizar en ocasiones claras de gol. El Sporting llegó a anotar en la primera parte, por medio de propio Campuzano, pero el gol quedó invalidado por fuera de juego. La más clara de la primera mitad la tuvo en sus botas Pedro Díaz con un gran disparo desde fuera del área que Zubiaurre rechazó a córner. Con el 0-1 se llegó al descanso.

La segunda parte comenzó de la peor forma posible para el Sporting, con el segundo tanto de los visitantes. Djouahra comenzó la jugada pegado a la banda izquierda, encarando a Guille Rosas y poniendo un centro buscando a Martón. Pelayo Suárez acertó a despejar pero el balón le quedó franco, fuera del área, a Kortajarena, que descerrajó un potente disparo a la red.

El Sporting a punto estuvo de devolver la moneda al conjunto donostiarra con un robo de Campuzano a Arambarri en la frontal del área. Su disparo, muy centrado, lo atrapó en dos tiempos Zubiaurre. La más clara llegó apenas dos minutos después, con una muy buena jugada trenzada entre Gragera y Nacho Méndez, que filtró un pase para encontrar a Djuka. El ariete, solo delante de Zubiaurre, definió con calidad, con una vaselina que se estrelló en el palo.

El carrusel de cambios deslució una segunda parte en la que el Sporting siguió intentando conseguir un gol que nunca llegó y la Real Sociedad B demostró que va a ser uno de los conjuntos que más den que hablar esta próxima temporada en la Segunda División española.

Tras el partido, Gallego asumió que “tenemos que mejorar cosas”, poniendo el foco en la “efectividad en el área”. No obstante, el técnico rojiblanco aseguró que “hemos hecho muchísimas cosas bien y ha sido muy evidente donde tenemos la mejora para crecer”, remarcando que “firmo que los equipos nos lleguen dos veces por partido”. Gallego aseveró que “Kravets tiene que mejorar mucho el aspecto físico, tiene que ir creciendo poco a poco” y explicó que “la dirección deportiva está trabajando a destajo” para cerrar incorporaciones. “El talento es lo que marca la diferencia y lo tenemos, es cuestión de insistir”, explicitó. “Ojalá batamos el récord de abonados, nos alegramos de haber despertado la ilusión del club”, concluyó.

Compartir el artículo

stats