Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así está siendo el mercado de fichajes del Sporting: Atasco en la operación salida

El club rojiblanco no ha recibido ningún contacto por Álvaro Vázquez, no encuentra comprador para Djuka y no acepta vender a Gragera

Álvaro Vázquez, durante un entrenamiento de esta pretemporada. | J. Plaza

Álvaro Vázquez, durante un entrenamiento de esta pretemporada. | J. Plaza

El Sporting se encuentra, a poco más de dos semanas para que comience el campeonato liguero, con un tapón en la puerta de salida. El atasco en la operación salida lo ejemplifica Álvaro Vázquez, por el que el club rojiblanco no ha recibido ningún contacto, a pesar de no contar para David Gallego. Tampoco ha llegado ningún conjunto con la intención de desembolsar el dinero solicitado por la entidad gijonesa para dejar salir a Djuka, su gran opción de este mercado de fichajes para hacer una gran venta. A ello se suma que desde Mareo se cierra la puerta a la posible salida de otros jugadores, como Gragera, sobre los que, como informó LA NUEVA ESPAÑA, sí que ha habido interés. En este punto, el Sporting se remite a su cláusula de rescisión.

Este tapón hace que la dirección deportiva rojiblanca tenga que hacer encaje de bolillos para cuadrar las incorporaciones que David Gallego necesita para armar su plantilla de cara a la próxima campaña. Hasta el momento han sido tres los refuerzos: Kravets y Berrocal, como cedidos, y Christian Rivera, que llegó libre. Todos ellos podrán ser inscritos para comenzar la competición con el conjunto rojiblanco. Y aún habría margen económico para una incorporación más, que todo apunta a que será el “Puma” Rodríguez, también como cedido. A partir de ahí, el club gijonés tendría que verse obligado a hacer una venta, lo más cuantiosa posible, para terminar de conformar el equipo y cuadrar el balance económico. Una necesidad de vender que ya adelantó el director deportivo rojiblanco, Javi Rico.

En este punto, todas las miradas recaen en Djuka. El ariete balcánico, con sus 22 goles el pasado curso, es el que más cartel tiene en este mercado de fichajes estival que sigue marcado por la pandemia coronavírica. El virus, y su influencia en las arcas de los clubes, hace que pocos puedan arriesgar a la hora de hacer traspasos. Por eso es complicado vender. Y más si se quiere sacar tajada. Ya adelantó el propio Rico que “Djuka no se va a vender por seis millones”, asegurando que ese no es su precio de mercado. Habrá que ver si algún club supera esa cifra y se acerca a las pretensiones rojiblancas. Algo que no parece fácil, por lo que Djuka podría comenzar la temporada, y quién sabe si terminarla, como rojiblanco.

La puerta de salida está abierta para Álvaro Vázquez. El ariete no entra en los planes de Gallego –de hecho, no jugó en el amistoso contra el Racing de Ferrol–, pero ningún club ha contactado aún para preguntar por su situación. Al delantero catalán le resta un año de contrato, por lo que la opción de salir cedido se da prácticamente por descartada. Lo más normal sería que club y jugador llegaran a un acuerdo para su desvinculación, haciendo un esfuerzo por ambas partes: el club desembolsando parte de su salario –de los más altos de la plantilla– y el atacante perdonando parte del mismo. Pero para ello tiene que aparecer algún club interesado en su contratación.

Por el que sí han llegado ofertas es por el centrocampista José Gragera, que interesa en Getafe y otros clubes de Primera. El Sporting, sin embargo, le cierra la puerta y se remite a su cláusula de rescisión, de 10 millones de euros. Otro que está a la espera es Berto, que dejará el Sporting, como acordó con la dirección deportiva, cuando lleguen refuerzos en la parcela ofensiva.

Compartir el artículo

stats