El mediapunta valenciano Fran Villalba fue presentado esta mañana como nuevo jugador rojiblanco. Llega cedido desde el Birmingham, con una opción de compra a final de temporada por valor de alrededor de un millón de euros. "Puede ser un gran año para mí", aseguró la quinta incorporación rojiblanca para la próxima campaña.

Villalba aseguró que, pese a tener otras ofertas encima de la mesa, se decidió por el Sporting ya que "es un club histórico". Un equipo al que quiere llevar de nuevo a Primera. "Ojalá este año logramos que esté donde se merece", remarcó. El mediapunta agradeció la "confianza" que el club gijonés puso en él, prometiendo "trabajar para devolver esa confianza".

El habilidoso atacante, que lucirá el dorsal 21, se definió como un jugador "parecido a Manu García, aunque Manu es Manu y yo soy yo", remarcó sobre su amigo, con el que coincidió en las categorías inferiores de la selección española y al que está llamado a sustituir en el Sporting. "Me gusta estar en contacto con la pelota, tener el balón, jugar por dentro o por fuera y ayudar en la salida de pelota", aseguró. En el capítulo de aspectos a mejorar, las ayudas en defensa o la llegada al área, como él mismo reconoció.

El Sporting se guarda una opción de compra, obligatoria en caso de ascenso. "Ojalá se ejecute esa opción porque sería bueno para todos, es lo que deseo", enfatizó.