Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos pases, más diversión

El Sporting ha evolucionado esta temporada a un estilo más vertical y directo, reflejado en los tres últimos partidos

Fran Villalba, a la izquierda, observa el abrazo de Babin y Aitor García tras el 2-0 al Leganés. | Juan Plaza

Fran Villalba, a la izquierda, observa el abrazo de Babin y Aitor García tras el 2-0 al Leganés. | Juan Plaza

En las dos primeras jornadas, frente al Burgos y el Tenerife, el Sporting pareció un calco del de la pasada temporada: mucho control, pases reiterativos en el inicio del juego y riesgos medidos en ataque. Los resultados (1-0 y 0-0) fueron mejores que las sensaciones que dejó el equipo de David Gallego. Pero a partir de la visita del Mirandés se ha visto otro Sporting, mucho más rápido, agresivo y directo, lo que propició más llegadas al área contraria y más goles. El mejor ejemplo fue el viernes frente al Leganés, al que superó con el menor número de pases de lo que va de temporada: 422.

En la primera temporada de David Gallego en el banquillo del Sporting, sin público en las gradas, los centrales (Babin y Borja López, después Marc Valiente) iniciaban el juego pasándose y repasándose el balón. Casi siempre contaban con el apoyo de Javi Fuego, el encargado de salir por las bandas o buscando a Djuka en largo. No era raro el partido en que el número de pases superaba los 500, dato que se repitió en la primera jornada frente al Burgos (596).

También en Tenerife, pese a que fue superado claramente por el rival, la estadística se fue hasta los 482 pases. Bajó considerablemente frente al Mirandés (442), tuvo un repunte en Gerona (533) y deparó el dato más bajo (422) con la reciente visita del Leganés. El primer gol, que llegó después de 25 toques, fue la excepción al nuevo libro de estilo: presión tras pérdida, despliegue rápido y finalización. En ataque estático son los centrales los encargados de iniciar las jugadas, con los mediocentros y los laterales adelantados para dar continuidad.

“Son más atrevidos y arriesgan más con pases verticales”, confirma Tati, exdefensa rojiblanco que sigue de cerca la trayectoria del equipo como comentarista radiofónico. “Veo al Sporting más vertical. Amasa menos el balón en la salida, lo que le permite incorporar por sorpresa a más jugadores, incluso a los laterales. Por eso pillan a las defensas contrarias desorganizadas. Me guste este fútbol, con menos toques”. En cambio otro exdefensa, Marcelino Elena, ve “el mismo Sporting con un año más de experiencia. Los jóvenes van dejando el papel de novatos y empiezan a asentarse en la categoría, en un equipo ganador. Más que directo veo un Sporting un poco más atrevido, lo que viene dado por esa confianza y madurez de los jugadores”.

Compartir el artículo

stats