Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La histórica derrota del juvenil sportinguista en Vigo disgusta al club

Los de Caco Morán cayeron por un abultado 11-0 frente al Celta

Caco Morán. | Marcos León

Los jugadores del Juvenil A del Sporting tardarán mucho en olvidar el encuentro disputado en la mañana de ayer en Vigo frente al Celta. El Sporting sufrió una histórica derrota, al caer por un contundente 11-0 contra el conjunto gallego en la que es la mayor derrota del Sporting en esa categoría. La escuadra de Caco Morán nada pudo hacer ante un equipo muy superior que supo encarrillar el encuentro en la primera parte, llegando al descanso con un 4-0 a favor. Un resultado que en la segunda parte creció de forma sonrojante hasta el 11-0 definitivo. Fuentes rojiblancas aseguran que en el seno del club existe “disgusto” por lo abultado del resultado. Está previsto que el tema sea tratado internamente esta semana.

Esta derrota, la más abultada de la historia del conjunto gijonés en División de Honor, es un durísimo correctivo para un conjunto que venía de sumar dos empates en sus dos primeros encuentros, pero que ayer se mostró a años luz del nivel exigido por la categoría y del que venía demostrando en las primeras dos jornadas.

El protagonista absoluto del encuentro fue el celeste Hugo Álvarez, que anotó cuatro goles, incluyendo los tres primeros del partido. A él se sumaron Martín Conde, por doble partida, Brais Penela, Fer López, David de la Iglesia, Álex Comparada y Ferrán Durán, que cerraron la cuenta goleadora.

Caco Morán intentó parar la hemorragia, llegando a introducir dos cambios en el descanso. Una decisión que, no obstante, no consiguió hacer amainar el temporal de goles, con lo que el partido acabó con un resultado muy abultado, impropio de una categoría juvenil.

Desde el club se explicó ayer que “no existe ningún tipo de explicación extradeportiva” a la ocurrido en el terreno de juego. De hecho, se remarca la “sorpresa” que supuso recibir un resultado tan abultado en contra, toda vez que el nivel del conjunto gijonés no parece ser tan distante del de sus rivales.

“Hay un equipo que fue muy superior y otro que fue muy inferior, no hay más”, enfatizan fuentes del Sporting. El encuentro, cabe destacar, se desarrolló con total normalidad. Ni siquiera hubo expulsiones u otras cuestiones que pudieran explicar una diferencia tan abismal en el marcador final.

Disgusto en el club

“Hay disgusto”, se remarca desde el club, que ya adelanta que “el tema será analizado durante esta semana”. Así, no se descarta que se pueda tomar ningún tipo de decisión, aunque antes se ha de realizar este análisis exhaustivo. “Será tratado internamente y se pedirá a los que han estado que digan lo que ha pasado”, aseguran las mismas fuentes. Igualmente se procederá a la visualización del encuentro para hallar una explicación a la ocurrido.

Compartir el artículo

stats