Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bogdan, ante su enésima reválida: “Tiene las cualidades”

El lateral, que el pasado año contó con más minutos que Guille Rosas, busca aprovechar su baja

Fran Villalba –izquierda– y Bogdan ingieren los flashes. | Marcos León

Bogdan se enfrenta este fin de semana a su enésima reválida. El lateral ucraniano tendrá su oportunidad en el once de David Gallego tras la lesión de Guille Rosas, el teórico lateral derecho titular del Sporting. El gijonés sufrió en Ipurúa una elongación en los isquiotibiales de su pierna izquierda que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego al menos dos jornadas. Una oportunidad que Bogdan no quiere dejar escapar.

Esta circunstancia no es nueva para el lateral ucraniano, que viene de sustituir a Rosas durante su periplo internacional, con la selección española sub-21. Entonces, Bogdan completó los 90 minutos contra el Girona, en un encuentro que terminó con victoria sportinguista. Tras ello, diez minutos contra el Leganés y el descuento en Ipurúa son sus únicas aportaciones este curso, en el que Guille Rosas parece asentarse como dueño del flanco derecho en el once.

Una titularidad que estuvo mucho más repartida el pasado curso. Pese a que Guille Rosas fue para muchos el lateral titular el pasado año, los números indican lo contrario. Bogdan terminó disputando más partidos y más minutos en la competición liguera. En concreto, un encuentro más, lo que supone alrededor de 70 minutos de juego.

Bogdan comenzó entonces la campaña como titular, dejando el puesto a Rosas en la séptima jornada, precisamente contra el Málaga. Entonces, el gijonés se adueñó del lateral hasta las vacaciones de invierno, cuando Rosas dio positivo por covid-19. El ucraniano aprovechó la oportunidad y se asentó en la zona defensiva derecha hasta la vuelta de Rosas. Una oportunidad que le volvió tras la lesión sufrida por el gijonés: una microrrotura fibrilar en los isquiotibiales de la otra pierna.

La nutricionista Beatriz Manchón, presente en la sesión

La nutricionista Beatriz Manchón, presente en la sesión J. M. REQUENA

Una historia de idas y venidas de la que el ucraniano siempre ha sabido sacar partido. “Se veía venir que se podía asentar en la élite”, asegura uno de los primeros entrenadores del lateral antes de llegar a Gijón, fichando por el filial. “Ya entonces tenía un muy buen nivel deportivo y emocional”, explica el técnico, que actualmente trabaja para otro equipo de LaLiga y prefiere no dar su nombre. Él fue de los primeros en ver el potencial de un jugador que poco a poco va demostrando estas capacidades. “Se veía que tenía mucha progresión porque, aunque era joven, estaba muy asentado mentalmente, lo tenía todo muy claro”, remarca.

Entre las cualidades de Bogdan, destaca varias. “Arriba tiene mucho descaro y una muy buena toma de decisiones en el último tercio de campo”, explica el técnico. “Siempre sorprendía y llegaba bien, creando peligro”, argumenta. A ello se suma que “ponía buenos balones, y juntar todo eso es difícil”. Tampoco olvida el aspecto defensivo. “Atrás se desenvolvía bien, sabía recuperar perfectamente la posición”, analiza.

Por todo ello, al que fuera su entrenador no le cabe duda de que “si se le da la confianza, tiene cualidades de sobra para asentarse en el fútbol profesional”, como Bogdan está haciendo. Y avisa: “aún tiene mucha proyección”.

Flashes. La sesión de entrenamiento de ayer en El Molinón dejó una curiosa imagen. La nutricionista del club, Beatriz Manchón, repartió entre los jugadores unos flashes aprovechando los descansos durante la sesión. Se trata de una práctica habitual para mejorar el rendimiento de los futbolistas en los entrenamientos.

Compartir el artículo

stats