Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Alberto, en su vuelta a El Molinón: "Es emocionante volver a casa"

“Pasé aquí trece años de mi vida y crecí a nivel personal y profesional”, remarcó

José Alberto, al fondo, en su vuelta a El Molinón

No pudo ser el año pasado con el Mirandés, a causa del covid-19, que le mantuvo ingresado, pero José Alberto López volvió ayer, por fin, a El Molinón. Esta vez se sentó en el banquillo rival, con camisa azul claro, pantalones beige y playeros azul oscuro, a juego con el jersey, muestra de que el asturiano ya se acostumbró al clima malagueño y en Gijón pasa frío. “Es emocionante volver a casa”, explicó tras el encuentro sobre un partido que nunca podrá olvidar y en el que estuvo acompañado por los suyos en la grada.

“Pasé aquí trece años de mi vida y crecí a nivel personal y profesional”, remarcó. Su vuelta sirvió para reencontrarse con “muchos amigos” a los que saludó con sendos abrazos. Personal del club, como José Antonio Carnicero; pero también jugadores, como Pablo Pérez o Borja López. Otro abrazo, durante el calentamiento, con su homónimo, David Gallego, que ayer logró por fin batirle. La de ayer fue la primera derrota de José Alberto frente al Sporting. Los dos encuentros del pasado curso, dirigiendo al Mirandés, los ganó.

Sin embargo, en Gijón se le tiene cariño. Así se demostró desde la grada, que le aplaudió antes incluso de comenzar el encuentro. Como a Dani Martín, Dani Barrio y Peybernes, tres exsportinguistas, cuando los nombró la megafonía. “Me alegro de que al Sporting le vaya bien, aunque no de que se queden los puntos aquí”, remachó el técnico asturiano tras el encuentro.

Compartir el artículo

stats