Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así fue el primer desplazamiento de la afición rojiblanca este curso: la Mareona vuelve con fuerza

“Este Sporting siempre ilusiona”, subrayan los tres centenares de aficionados desplazados a Bilbao

Por la izquierda, Diego Álvarez, Julio Alperi, David Amieva y Álex Pérez. | Á. C.

La Mareona regresó 19 meses después. Lo hizo en Lezama para rugir en territorio león –es la ciudad deportiva del Athletic– como si se tratara de un pequeño Molinón.

Aficionados de la peña La 1905, ayer, en la plaza del ayuntamiento de Lezama. | Á. C.

La grada coronada con el arco del antiguo San Mamés se tiñó del rojiblanco sportinguista por unos 300 seguidores que apoyaron desde el inicio a los de David Gallego. Porque, como muchos subrayaron, más allá de los resultados, “este Sporting ilusiona”.

Palmira Fernández y Pablo Alonso, a la entrada de Lezama. | Á. C.

“Le voy a decir los días exactos que no viajábamos todos juntos para ver al Sporting: 672”. Julio Alperi se encarga de llevar las cuentas en la pandilla de amigos que comparte con Diego Álvarez, David Amieva y Álex Pérez.

Por la izquierda, Diego Vallina, Miguel Ruiz, Amelia Martínez (diseñadora del brazalete del Sporting), Javier García y Alberto Algueró. | Á. C.

“Fue ante el Mirandés en Anduva, ya llovió”, comentan antes de mostrar su optimismo con el conjunto rojiblanco más allá de lo sucedido sobre el verde de Lezama. “Hay proyecto, esta temporada se ve otra cosa. Hay que ir a tope a por el derbi”, comentan.

Por la izquierda, José Manuel Fernández, Alberto Fernández, Antonio Riestra y Manuel Díaz. | Á. C.

Y mientras en las gradas se escucha un clásico como “no me falles Sporting, yo nunca te he fallado”, Pablo Alonso y Palmira Fernández se encuentran como en familia. Además de un infatigable sportinguismo que les ha llevado a viajar por los campos de España durante muchos años, la oportunidad de volver a acompañar al equipo les pilla en la segunda casa del exrojiblanco Marcelino García Toral. “Su madre es prima segunda mía”, descubre Pablo, para quien una victoria en el Tartiere “vale más que tres puntos”.

Por izquierda, José Carlos Fernández, Pablo Fernández, Alejo Longo y Luis Cuervo. | Á. C.

Entre los más ruidosos, los miembros de la peña La 1905, que horas antes del partido ya habían tomado la plaza del ayuntamiento de Lezama. Allí coincidieron con Diego Vallina, que no falló en su deseo de volver a estar junto al Sporting lejos de El Molinón, Miguel Ruiz, Javier García, Alberto Algueró y Amelia Martínez, diseñadora del brazalete que lució Mariño sobre el campo. “Se viaja siempre con la ilusión de ganar”, recalcan, aunque admiten que merece la pena de igual manera por meterle un gol a la pandemia.

Por izquierda, Alejandro Hevia y Javier Flórez. | Á. C.

Por haber hubo gente que viajó hasta sin entrada, como José Manuel Fernández. También vecinos de Oviedo, como Manuel Díaz. Próxima parada, el Tartiere, pendientes de si habrá o no entradas para la Mareona.

Por la izquierda, Rubén y José María González. | Á. C.

Compartir el artículo

stats