Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gallego: "Soy honrado y si no creyera en esto me iría; tenemos la fuerza para ser lo que fuimos"

"¿Discutido? No me ocupan las decisiones que no dependen de mí, la energía que pierdo en eso es cero", afirma el entrenador del Sporting

David Gallego. Juan Plaza

"Creo ciegamente. Las adversidades me encantan". David Gallego mantiene firme su discurso pese a que el empate del Sporting ante el Fuenlabrada ha dado otro golpe a su debilitada imagen al frente el banquillo rojiblanco. "Soy honrado y si no creyera en esto, me iría. Tenemos la fuerza para ser lo que fuimos", subrayó el entrenador del conjunto gijonés tras el encuentro. En la semana en la que el club refrendó su confianza en el entrenador, se mantiene al margen de que su puesto sea o no discutido. "No me ocupan las decisiones que no dependen de mí. La energía que pierdo en eso es cero", sentenció.

"El equipo entró bien al partido y mereció salir con un resultado mayor, pero en la segunda parte estuvimos irreconocibles. Bajamos la intensidad y eso nos costó el gol a balón parado. Luego nos fuimos poco a poco recuperando, pero cuando estás en estas dinámicas parece que todo sale al revés. Hay que insistir. No queda más", analizó Gallego. "El grupo está decepcionado porque no materializamos la superioridad. Nos vamos con la sensación de haber perdido dos puntos", continuó el técnico, que lamentó las ocasiones perdonadas por Nacho Méndez y Puma Rodríguez. "Si estuviéramos en otra dinámica estoy convencido de que hubieran terminado de una manera diferente", insistió.

Gallego no escuchó silbidos ni críticas en El Molinón. Para él, la afición del Sporting estuvo "de 10". El comportamiento de la afición ha sido espectacular. He sentido un apoyo tremendo al equipo. Esta es la actitud. Somos nosotros los que tenemos que enganchar a la afición", señaló. "Pasito a pasito volveremos a aspirar por lo que competimos. Hay veces que te metes en dinámicas que te vienen en contra. Hay que insistir y creer. Hay que mejorar estos aspectos que nos están penalizando", continuó.

 El entrenador del Sporting cree que jugar el martes en Copa ante el Ceares "nos viene bien" por tener pronto un nuevo partido y no se escudó en las bajas que han mermado a su equipo en las últimas jornadas. "No me quejo de las ausencias, con lo que tenemos hay que competir. Con Djuka también perdimos", recordó. Asumió que el crecimiento pasa ya no sólo por recupera gol, sino también recuperar la solidez en defensa. Este equipo tiene que ser muy sólido, que sea muy difícil que le generen y también nos está penalizando el poco acierto que tenemos arriba", concluyó.

Compartir el artículo

stats