Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

César salva al Sporting de un disgusto en Copa ante un meritorio Ceares

Con gol del avilesino, el equipo rojiblanco gana (0-1) al equipo teyero en el derbi gijonés y evita un lío al pasar a la siguiente ronda

74

Ceares - Sporting, en imágenes Marcos León

El derbi gijonés fue para el Sporting, que venció con lo mínimo (0-1) al Ceares y evitó un monumental lío en El Molinón tras clasificarse para la siguiente ronda de Copa del Rey. La fiesta del fútbol gijonés se saldó con un encuentro gris. El Ceares llegó vivo hasta el último segundo. Pero no le llegó. Y se queda apeado de Copadel Rey. Eso sí, con el orgullo intacto. El premio ya era estar; no pasar. El Sporting solventó con lo justo. Ganó y hasta ahí. Un solitario gol de César pasada la media hora de juego noqueó al Ceares, combativo y muy digno en todo momento. David Gallego apostó por un equipo identificable, por evitar disgustos. Con un cambio importante: no hubo delantero centro, sino que el nueve fue Gaspar.

El Sporting no carburó. Se adueñó del balón, pero le costó hacer daño al ordenado equipo de Pablo Busto, con cinco defensas y muy armado por dentro para evitar la fluidez de los rojiblancos. Al equipo rojiblanco, hoy de negro, le pesa su situación y demostró que ahora mismo sufre compitiendo. Solo las internadas de Puma y César generaron peligro en el primer tiempo, muy flojo.

El Molinón despide en pie al heroico Ceares. Algunos pitos para el Sporting

Mejoró, bastante, el Sporting al descanso. Sobre todo tras la entrada de Aitor, un verso libre. El andaluz entró con ganas de hacer algo. El Ceares resistía, y esperaba por la suya. No llegaría nunca. Ahí sí, en el segundo tiempo, pudo ampliar su ventaja el Sporting. ¿El problema? El mismo que en Liga. El gol. Que no tiene. Djuka siguió el partido desde el banquillo. Pudo sentenciar Gaspar. Después Aitor. Pero el larguero aumentó la incertidumbre. Y el suspense se prolongó hasta el final. A la contra casi remata el Sporting, que pasó sufriendo frente a un batallador Ceares que se personó en El Molinón con un equipo lleno de jugadores no profesionales. El Sporting es hoy un equipo en los huesos.

Compartir el artículo

stats