Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting de los Guajes brinda por una feliz Navidad y por un 2022 de remontada

Nacho Cases, Lora, Álex Barrera y Meré, protagonistas del último ascenso del Sporting: “Ojalá el nuevo año traiga la mejor racha y entremos en play-off”

Por la izquierda, Álex Barrera, Lora, Nacho Cases y Jorge Meré, brindan con los lectores de LA NUEVA ESPAÑA por Navidad, ayer, junto a la estatua de Manolo Preciado. | | ÁNGEL GONZÁLEZ

Cae la tarde en El Molinón, amenaza lluvia y refresca. Los protagonistas llegan a la carrera. La cosa va de ascensos. El punto de encuentro es la estatua de Manolo Preciado, un símbolo de la historia reciente del Sporting, el hombre que lideró el regreso a Primera en 2008. Hacia la figura de bronce marino camina Nacho Cases, subcampeón de Liga con el Suduva lituano, se reencuentra con el municipal gijonés, que lleva tres años sin ver; Meré, futbolista del Colonia Alemán, ha llegado esta misma semana para celebrar las fiestas en familia; Álex Barrera, tras desvincularse del Algeciras, apurará las fiestas con los suyos porque estudia ofertas para hacer las maletas en el mercado de invierno y Lora, una de las referencias del Marino de Luanco, es ya un gijonés nacido en Móstoles. Los cuatro tuvieron su parte importante en el último ascenso del Sporting. Y los cuatro apuestan por un 2022 de remontada rojiblanca.

“Ojalá el nuevo año traiga la mejor racha y entremos en play-off”, repiten unos y otros después de una ronda de saludos que, en algunos casos, se hacía esperar desde hace muchos meses. Aunque la pandemia limite los abrazos y la mascarilla pueda apagar los gestos en sus rostros, la mirada entre Nacho Cases, Lora, Meré y Álex Barrera dice que se han reencontrado algo más que cuatro excompañeros de vuelta en Gijón por Navidad. La conversación entre cuatro amigos fluye con velocidad.

Meré inicia el partido con toque elegante. “El Sporting ha pasado un bache, pero tras la victoria contra el Ibiza y lograr el pase en la Copa puede haber encontrado un punto de inflexión. La Segunda es muy igualada y muy larga, aún hay tiempo para aspirar a todo”, subraya. La recoge Nacho Cases, que sigue distribuyendo el juego. “Estoy de acuerdo en que puede ser un punto de inflexión la victoria ante el Ibiza, porque el resultado puede cambiar la racha. Espero que estos días sirvan para descansar y que cambie toda esta dinámica que estábamos teniendo. Ojalá que volvamos al Sporting que vimos en el inicio de temporada, estando así es un claro candidato a estar en play-off”, subraya el gijonés.

Lora continúa la jugada, incisivo. “Veo al equipo mal, sobre todo en esta racha que han sufrido sin victorias. La dinámica ha sido muy mala y aunque es cierto que hubo partidos que se perdieron y no se jugó tan mal, hubo otros en los que el Sporting no estuvo bien. Espero que la victoria en Ibiza sea el final de la mala racha y el nuevo año traiga la dinámica positiva. Espero que el Sporting empiece a sumar victorias y escalar puestos en la clasificación y que el equipo pueda engancharse a los puestos de play-off y pelear por ello”, desea el exrojiblanco.

El remate a este primer acercamiento sobre la situación del Sporting lo pone Álex Barrera. “El Sporting empezó muy bien el año y se juntó la típica mala racha que tienen todos los equipos en Segunda con una serie de bajas importantes, sobre todo en ataque, que hicieron que la mala racha se alargara más de lo normal. Se escaparon los equipos que están peleando por el ascenso directo, pero el Sporting es un equipo muy bien trabajado y lo veo con opciones de meterse en play-off a final de temporada. La afición y los jugadores necesitaban la victoria en Ibiza y se está a tiempo todavía para todo”, asegura el jugador de Viella.

“Ojalá en este 2022 el equipo encuentre la tecla para ser competitivo en cada partido y logre el ascenso. Sería muy bonito volver a ver al Sporting en Primera”, reflexiona Meré de cara a la vuelta a la competición en un enero amenazado por la sexta ola. “Hay que valorar el trabajo del entrenador, que llegó el año pasado en un momento de reconstrucción de la plantilla, que no es fácil”, añade Álex Barrera, defensor de la labor de un David Gallego que iniciará el nuevo año con la amenaza heredada de levantar la situación o ver amenazado su puesto como entrenador. Más allá de lo deportivo, todos comparten la preocupación por el nivel de contagios y la batalla que sigue dando el covid-19. La charla gira hacia los deseos a nivel personal y profesional, y es ahí donde la salud es citada como el mejor de los aliados para golear a la pandemia.

“En lo personal, pido lo de siempre: salud para mi gente y para mi familia. Es un tópico, pero es así”, señala Lora, con la complicidad del resto. “Con, salud lo demás ya se peleará, pero lo principal es eso. Lo pido para los míos y lo hago extensible para toda la sociedad, ojalá terminemos de dejar esta pandemia atrás”, desea Jorge Meré. “Hay que desear salud más que nunca por el momento que estamos viviendo”, coinciden los exrojiblancos Nacho Cases y Álex Barrera.

En cuanto a los retos personales de cada uno de ellos, los caminos son diferentes. Nacho Cases y Álex Barrera valoran ofertas en el mercado de invierno para iniciar una nueva aventura en lo deportivo. En el caso de Nacho, porque su contrato con el Suduva acaba de finalizar y aunque le ofrecen renovar todo apunta a cambiar de rumbo. Alberto Lora y Jorge Meré aspiran a conseguir los objetivos marcados al inicio de la temporada con sus respectivos equipos, el Marino y el Colonia, respectivamente.

“Espero un 2022 en el que siga jugando al fútbol, respeten las lesiones y pueda seguir disfrutando del balón. Sé que me queda poco en mi carrera como profesional, y ahora que puedo y estoy bien quiero disfrutar al máximo de ello”, comenta Nacho Cases, que no descarta probar en un país diferente después de sus experiencias en Chipre, Grecia y Lituania.

Álex Barrera tampoco se cierra puertas y afronta con ambición semanas claves para elegir destino. “Estoy sin equipo, pero en un momento muy bueno, por no decir el mejor. Aunque suene contradictorio, me encuentro muy motivado para el nuevo reto que me toque aceptar. Tengo muchos años de fútbol por delante y quiero aprovecharlos”, señala el exrojiblanco. En el caso de Jorge Meré, la marcha del Colonia alemán está siendo notable. Noveno en la máxima categoría del fútbol germano, el canterano del Sporting espera que la segunda vuelta le traiga también un mayor protagonismo en forma de minutos. “Me gustaría seguir poder demostrando mi valía y cumplir los objetivos marcados a principios de curso”, comenta Meré, al que le resta un año más de contrato y es uno de los jugadores más tentados por varios clubes de la Primera española.

El que tardó poco en ganarse a la afición de Luanco y ya no sólo un fijo en el once, sino que también se le ve hacer goles es Alberto Lora. “Yo también quiero seguir disfrutando del fútbol en este 2022. Es mi día a día y lo que más feliz me hace. Ahora, a conseguir salvar la categoría con el Marino (Segunda RFEF) y seguir representando al club y al pueblo de Luanco por España”, subraya, con orgullo, el que fuera capitán del Sporting. Lora seguirá desde cerca si los mejores deseos se cumplen en El Molinón. Abonado rojiblanco, es habitual verle en la grada los días de partido del Sporting. El resto tienen la maleta preparada para emprender viaje una vez se celebre la Navidad. Todos se despiden con el mismo cariño con el que llegaron a la orilla del municipal gijonés. El 2022 espera para iniciar la remontada, en clave pandemia y en clave sportinguista.

Compartir el artículo

stats