“El regalo me ha hecho mucha ilusión”. Martín Rueda Costales nunca olvidará el día de ayer. Todo comenzó cuando el niño nacido en Gijón, de tan solo 5 años, fue grabado pidiendo a los Reyes dos deseos: “Quiero el Balón de Oro y la camiseta de Djuka”. Su padre, David, inmortalizó la imagen por casualidad, que pronto se hizo viral en Twitter. El propio Djurdjevic vio el vídeo en redes sociales con la graciosa petición, y también pidió al club mantener un encuentro con Martín.

El club les citó en Mareo. Allí Djuka le hizo entrega de la rojiblanca, con el 23 a la espalda y el nombre del internacional por Montenegro. Los dos chocaron la mano. Y Martín, muy emocionado, no pudo parar de sonreír. “Solo puedo dar las gracias al Sporting. Se han portado muy bien. Y el contexto, por la pandemia, no era nada fácil. Estamos muy agradecidos”, confiesa David.

Curiosamente, el primer partido del niño en El Molinón fue el 12 de abril de 2019, cuando Djuka marcó el gol más rápido de la historia de la entidad, a los 11 segundos ante el Granada. Martín se ha apuntado con el Llano 2000 para jugar en la Liga de Profútbol. Martín a veces juega como delantero, otras en banda, celebra los goles soñando con ser como Djuka. “Es mi ídolo; es mi jugador favorito del Sporting”, confiesa emocionado.