Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Gordillo Exanalista del Sporting y técnico del Wuhan Three Towns chino

El elogio de Gordillo a Gallego: "He trabajado con muchos entrenadores y he visto pocos con su nivel”

“El presidente, el director deportivo y el entrenador lo tienen claro: la esencia es Mareo”, explica

José Antonio Gordillo (Morón de la Frontera, 47 años) hace la maleta para despedirse de Gijón y del Sporting para poner rumbo a China, al Wuhan Three Towns.

–¿Es un momento feliz o triste?

–Triste... Después de un año y medio tanto mi familia como yo estábamos muy a gusto en Gijón y en el Sporting..

–Se va al Wuhan Three Towns, del fútbol chino.

–Tengo relación con el entrenador (Pedro Morilla), en el cuerpo técnico viene mi mejor amigo (Roberto Ríos), el preparador de porteros es español y otro amigo como preparador. Es la SuperLiga y un contrato importante... Tengo familia y dos hijas universitarias. Tengo que pensar en ellas.

–¿Y cuando se entera de la opción?

– Hace una semana.

–¿Le ha dado vueltas?

–¿Que si me he lo replanteado? Todos los días. Habíamos (en referencia a él y su mujer) encontrado el lugar.

–¿Le intentaron convencer?

–He hablado con Rico y tuve la oportunidad de hablar con el presidente. He notado que estaban a gusto y yo también lo estaba. Pero ellos han entendido que es una oportunidad. Quise venir al Sporting desde el primer día que me llamó Javi Rico. Tuve la oportunidad de ir a otro gran club como segundo y ser entrenador en un club de Segunda B. Pero siempre me ha atraído Mareo.

–Habla de talento joven.

–Hay jugadores jóvenes criados en Mareo que estoy convencido que acabarán jugando en Primera. Ojalá que sea en el Sporting. Cuando juntas a seis jugadores jóvenes en una alineación es difícil, pero si los juntas dentro de cinco años no tendrá nada que ver. Los jóvenes son el activo más importante que tiene el club.

–¿Los resultados no han sembrado dudas?

–El presidente, el director deportivo y David lo han tenido siempre claro. La esencia es Mareo. Cuando los resultados no acompañan es cuando hay que ser fuertes sobre esa misma idea. Ves en una alineación a Gragera, Gaspar, Guille o Pablo y acompañado de veteranos como Mariño, Babin, Aitor o Djuka y hay una mezcla interesante. Hay que tener paciencia. Estoy convencido que el Sporting está en el buen camino. Tiene los mimbres necesarios con gente joven y hay que terminar de formarlo; al final es jugar partidos. El otro día Pedro hace 100 partidos…. Se necesita tiempo.

–¿Por qué se han caído?

–Los primeros partidos fueron muy buenos. Perdimos contra rivales de las primeras pociones y merecimos más. En varios partidos no merecimos peder. Llegamos a ir primeros de forma merecida. Pocos equipos jugaba a nuestro nivel, si acaso el Almería y el Valladolid.

–¿Y que pasó?

–Pues que comienzas a perder y eso nos mermó la confianza. Es un club con muchos jugadores jóvenes.

–La plantilla los ha apoyado.

–Hay una cosa determinante. Jugadores que no venían jugando y con menos minutos han rendido a buen nivel.

–Ha trabajado con Gallego...

–He trabajado y conocido muchos entrenadores; he ido a ver cómo entrenan y he visto pocos con el nivel de David. Tiene el modelo claro, trabajado. Y tiene capacidad para leer el juego como pocos.

–¿Por qué no jugó antes Rivera?

–Le costó coger el punto físico.Tenía siempre alguna molestia. Había riesgos. Pero por talento es de lo mejor de la categoría: a la hora de dar el pase, elegir... Es muy bueno.

–Sorprendió la defensa de cinco de Ponferrada en la goleada en El Toralín.

–Ese día se pensó eso para buscar soluciones y no solo bien es verdad pero podía haber salido bien. No fue una solución a la despertada, ni mucho menos. Ese día el problema no fue jugar con defensa de cinco.

Compartir el artículo

stats