Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así son los planes del Sporting para un final de enero con mucho por decidir: una semana para el ataque final

El club aspira a romper ante el Amorebieta con tres meses sin victorias ligueras en casa; espera por Beric e intentará acometer la llegada de un extremo si sobra dinero del presupuesto reservado para fichar al delantero

Un momento de un entrenamiento del Sporting. JUAN PLAZA

El Sporting se juega mucho prácticamente en una semana. La primera cita está fijada para pasado mañana, en El Molinón. El municipal gijonés espera la primera victoria liguera en casa tres meses después. Será ante un Amorebieta que es cuarto por la cola y abre el descenso, a ocho puntos de los rojiblancos. Todo lo que no sea ganar significará problemas. A partir de ahí, al conjunto rojiblanco le restarán ocho días para perfilar su delantera en el mercado invernal. El club espera por Robert Beric. El esloveno es la opción preferida por Javi Rico para complementar a Djuka. Paralelamente, se intentará acometer la llegada de un extremo, condicionado siempre a que el presupuesto reservado para un “delantero referencia” permita otra incorporación.

Habrá cambios para recibir al Amorebieta. Al menos, en la defensa. La baja por sanción de Vasyl Kravets, que cumplirá ciclo de amarillas, volverá a dar el lateral izquierdo a Pablo García. El gijonés tiene ante el conjunto vasco una buena piedra de toque para reivindicarse. No se descarta que en el centro de la zaga también haya algún cambio después de que Berrocal y Babin jugaran de inicio en Málaga. En el caso del internacional de Martinica, viene de descansar en Copa. El rojiblanco calentó desde el inicio de la segunda parte, pero no llegó a participar ante el Cádiz.

Con la vuelta de Campuzano y el posible regreso de Aitor García, que ya se ha entrenado con el grupo, David Gallego va ganando en alternativas en ataque para conseguir un triunfo en El Molinón que se resiste, en Liga, desde que el equipo derrotó al Alcorcón el 16 de octubre. Números contundentes que hablan de la urgencia del conjunto rojiblanco de reencontrarse con la victoria. A los mismos puntos de la promoción que de la zona de descenso, un triunfo puede reforzar la evolución vista en Copa. De lo contrario, el equipo puede cerrar enero con más agobios de los previstos.

En cuanto al mercado, por el momento el Sporting sigue pendiente de si su principal apuesta para el ataque acaba eligiendo Gijón. Los rojiblancos han hecho una propuesta a Beric que, por ahora, no acaba de contar con el visto bueno del futbolista. La operación que desea el esloveno está por encima del presupuesto que tiene el club gijonés para este mercado invernal, cercano al medio millón de euros. En esas cifras se mueve para intentar firmar un ariete de referencia y cuadrar también un extremo que pueda añadir competencia a Aitor, Gaspar y Puma Rodríguez. No parece sencillo ni inminente.

Compartir el artículo

stats