Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Enrique, ante la primera final del Sporting: “Es el momento de arrimar el hombro y animar de manera incondicional”

“Aunque las críticas pudieran estar justificadas, todos con el equipo y a acabar la temporada de la mejor manera”, pide el seleccionador nacional tras la vuelta del Pitu

Luis Enrique Martínez, con su bufanda del Sporting en recuerdo a El Brujo. | @LuisEnrique21

Es el líder de la selección española y también un referente para el sportinguismo, que ve en él muchos de los valores del club. Luis Enrique Martínez vive estos días intensamente la situación del Sporting. Por muchos motivos. A la delicada coyuntura deportiva se une el regreso de su amigo y excompañero Abelardo, que se sentará este domingo en el banquillo de El Molinón por primera vez tras su recién estrenada segunda etapa en el club. Por todo eso y por más, Luis Enrique se une sin dudar al apoyo al equipo en estas páginas a petición de LA NUEVA ESPAÑA. Lo hace con una idea clara: “Es el momento de arrimar el hombro y animar de manera incondicional a todos los jugadores y personas que forman parte del Sporting”. Palabra de “Lucho”.

Falta menos de un mes para que España se estrene ante Portugal en la Liga de Naciones. Luis Enrique prepara la cita con un ojo puesto en el club de su vida, el Sporting. Los rojiblancos reciben este domingo al Girona en la primera de las tres finales que restan para atar la permanencia en Segunda División. El margen, dos puntos sobre el descenso. En la mente, un triunfo más que necesario para sortear el abismo.

“La afición del Sporting siempre ha sido muy reconocida y valorada (sirva la Mareona como ejemplo) y en esta nueva etapa que comienza con el Pitu Abelardo es el momento de arrimar el hombro y animar de manera incondicional a todos los jugadores y personas que forman parte del Sporting”, sentencia Luis Enrique ante una situación que puede marcar la historia del club.

Luis Enrique fue uno de los muchos en felicitar a Abelardo tras su decisión de volver al conjunto gijonés. El mismo Pitu confesó que así fue y que además, con motivo de que el pasado día 8 fue el cumpleaños del seleccionador nacional –cumplió 52–, charlaron al respecto. No es ajeno a la situación a la que se enfrenta el Pitu más allá de lo deportivo. Las críticas hacia la gestión del club y su presidente, Javier Fernández, han aumentado en las últimas semanas por la trayectoria del equipo. Incluso para antes del partido ante el Girona, hay convocada una manifestación, a las 15.15 horas, ante las taquillas de El Molinón.

“En este momento de nada sirven los reproches, las críticas o quejas que, aunque pudieran estar más que justificadas, no ayudarían en nada a nuestro club. Así que una vez más todos con el equipo y a acabar la temporada de la mejor manera posible y atisbando el futuro con la mayor de las ilusiones. ¡Puxa Sporting!”, sentencia Luis Enrique, uno más animando al conjunto gijonés para que logre el objetivo de la permanencia. El Molinón va camino de registrar una notable entrada para atar los tres puntos, mientras el Sporting siente ya el calor de aficionados tan incondicionales, como el exrojiblanco Luis Enrique, delantero de la última plantilla del Sporting que logró clasificarse para la Copa de la UEFA.

Es el líder de la selección española y también un referente para el sportinguismo, que ve en él muchos de los valores del club. Luis Enrique Martínez vive estos días intensamente la situación del Sporting. Por muchos motivos. A la delicada coyuntura deportiva se une el regreso de su amigo y excompañero Abelardo, que se sentará este domingo en el banquillo de El Molinón por primera vez tras su recién estrenada segunda etapa en el club. Por todo eso y por más, Luis Enrique se une sin dudar al apoyo al equipo en estas páginas a petición de LA NUEVA ESPAÑA. Lo hace con una idea clara: “Es el momento de arrimar el hombro y animar de manera incondicional a todos los jugadores y personas que forman parte del Sporting”. Palabra de “Lucho”.

Falta menos de un mes para que España se estrene ante Portugal en la Liga de Naciones. Luis Enrique prepara la cita con un ojo puesto en el club de su vida, el Sporting. Los rojiblancos reciben este domingo al Girona en la primera de las tres finales que restan para atar la permanencia en Segunda División. El margen, dos puntos sobre el descenso. En la mente, un triunfo más que necesario para sortear el abismo.

Luis Enrique Martínez, con su  bufanda del Sporting, en recuerdo  a El Brujo. | @LuisEnrique21

Luis Enrique Martínez, con su bufanda del Sporting, en recuerdo a El Brujo. | @LuisEnrique21

“La afición del Sporting siempre ha sido muy reconocida y valorada (sirva la Mareona como ejemplo) y en esta nueva etapa que comienza con el Pitu Abelardo es el momento de arrimar el hombro y animar de manera incondicional a todos los jugadores y personas que forman parte del Sporting”, sentencia Luis Enrique ante una situación que puede marcar la historia del club.

Luis Enrique fue uno de los muchos en felicitar a Abelardo tras su decisión de volver al conjunto gijonés. El mismo Pitu confesó que así fue y que además, con motivo de que el pasado día 8 fue el cumpleaños del seleccionador nacional –cumplió 52–, charlaron al respecto. No es ajeno a la situación a la que se enfrenta el Pitu más allá de lo deportivo. Las críticas hacia la gestión del club y su presidente, Javier Fernández, han aumentado en las últimas semanas por la trayectoria del equipo. Incluso para antes del partido ante el Girona, hay convocada una manifestación, a las 15.15 horas, ante las taquillas de El Molinón.

“En este momento de nada sirven los reproches, las críticas o quejas que, aunque pudieran estar más que justificadas, no ayudarían en nada a nuestro club. Así que una vez más todos con el equipo y a acabar la temporada de la mejor manera posible y atisbando el futuro con la mayor de las ilusiones. ¡Puxa Sporting!”, sentencia Luis Enrique, uno más animando al conjunto gijonés para que logre el objetivo de la permanencia. El Molinón va camino de registrar una notable entrada para atar los tres puntos, mientras el Sporting siente ya el calor de aficionados tan incondicionales, como el exrojiblanco Luis Enrique, delantero de la última plantilla del Sporting que logró clasificarse para la Copa de la UEFA.

Compartir el artículo

stats