Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entre El Molinón y la autovía minera: el plan “B” del Sporting con Jordi Pola

Un coche esperará junto a los aledaños del municipal gijonés al central para llevarle a jugar con el filial a Ganzábal nada más se completen los cinco cambios

Jordi Pola, durante el entrenamiento de ayer, en Mareo. | Juan Plaza

De El Molinón a coger la minera, sin perder mucho tiempo. El Sporting tiene ideado un “plan B” para Jordi Pola (Barcelona, 12-4-200). El central del filial ha entrado en la convocatoria del primer equipo y la intención es que, si no participa durante el encuentro ante el Girona, refuerce al Sporting B en la final regional del play-off de ascenso, ante el Lealtad. El problema está en lo apretado de los horarios. Si el final del encuentro en El Molinón rondará las seis de la tarde, a esa hora en el Nuevo Ganzábal ya estarán llegando los protagonistas de la segunda eliminatoria para subir a Segunda RFEF (el encuentro se iniciará a las 19.15 horas, al retrasarse a petición del Sporting).

Jordi Pola permanece ajeno a los planes que tiene el Sporting para él. El club está preparando el dispositivo para llevarle cuanto antes a Langreo sin querer distraer al jugador, centrado en el encuentro ante el Girona. No ha debutado aún con el primer equipo, pero las lesiones de Valiente y Babin han dejado a Abelardo con solo dos centrales disponibles y la suya, como la primera opción de recambio. Es por esto, porque el barcelonés puede perfectamente tener que participar ante el Girona, por lo que se evita agitar más en su mente un domingo que, para él, vale por dos.

La idea del Sporting es que un empleado del club, aún por determinar, espere con su coche a Jordi Pola en los aledaños de El Molinón. Estará preparado una vez avance la segunda parte. La vía de escape más tempranera es, si Abelardo agota los cinco cambios antes de que finalicen los noventa minutos y ninguno es Jordi, el futbolista saldrá del campo, se subirá al coche e iniciará ruta.

Por tiempos, si no existe ningún imprevisto en carretera y teniendo en cuenta que el rojiblanco ya estaría cambiado, la llegada de Jordi Pola contaría con margen para que pudiera incorporarse con normalidad a los ejercicios de calentamiento. Jordi Pola, que este año inició su segunda etapa en el club, al que llegó en edad juvenil, es un imprescindible en el esquema de Sergio Sánchez, técnico del filial. Formando pareja en la zaga con Somolinos, son dos de los pilares en los que se apoya el equipo para pasar a la última eliminatoria por el ascenso, que se jugará en Madrid entre el 21 y 22 de mayo.

Compartir el artículo

stats