Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La estatua de Quini, de la volea a la celebración de gol en septiembre: "Es de un valor único para la ciudad"

El artista gijonés Carlos García lleva dos meses trabajando en la obra tras sustituir al proyecto de Vicente Santarúa / El "Paseo de la fama" , "a ver si lo podemos rematar"

Carlos García, ayer, ante el proyecto de la estatua de Quini en el salón de recepciones del Ayuntamiento. | M. León

La figura de Quini volverá a El Molinón. Al nombre del municipal gijonés se le sumará en septiembre una estatua de la leyenda del Sporting, coincidiendo con el que hubiera sido su 73 cumpleaños. Será una pieza del Brujo celebrando un gol, en bronce, a tamaño real y con base de mármol verde, ante el campo. Ya está en manos del reconocido artista gijonés Carlos García. La obra se financiará a través de aportaciones populares y sitúa el “Paseo de la fama” como el único proyecto pendiente de los estudiados en el entorno del municipal gijonés para recordar la historia rojiblanca. “A ver si lo podemos rematar”, asumió ayer José Ramón Tuero, concejal de Deportes, en referencia a este último durante la presentación del proyecto de la estatua.

La imagen elegida para la estatua de Quini será la del Brujo en su estado natural: celebrar goles. Verle con el puño en alto ha sido una de los momentos más repetidos de su carrera y uno de los motivos de su leyenda. En ello se apoya el artista Carlos García, cuyo proyecto ha sustituido al de que tenía como base la popular volea del tanto al Rayo Vallecano y había comenzado a realizar Vicente Santarúa. “La imagen de la volea es un momento único y estético, pero quizá no el más representativo. Esa manera de celebrar era muy de él. Es muy humana e icónica”, introdujo el autor, con amplia y reconocida trayectoria más allá de obras tan populares como los bustos al fallecido cura de La Calzada José María Bardales; el futbolista portugués Cristiano Ronaldo o el de Anselmo López, uno de los fundadores del Sporting. “Todos han sido de un valor importante en mi vida, pero en este caso es único, para la ciudad y para mi propia carrera”, subrayó.

“Hacía falta un emblema, tener la oportunidad de hacerse una foto con él. Teníamos el ejemplo de Manolo (Preciado), pero no es comparable, con todo el respeto”, detalló José Ramón Tuero sobre la necesidad de llevar a efecto la estatua de Quini, que llevaba años sin acabar de materializarse. Joaquín Alonso, relaciones institucionales del Sporting y excompañero de Quini, se emocionó recordándole y aplaudió la iniciativa. “Si nos dicen hace unos años que íbamos a estar así...”, comentó en referencia a la dura pérdida del que fuera siete veces “Pichichi”. “Es un paso importante y mejor imposible al haber elegido a un escultor tan reconocido internacionalmente”, enfatizó.

La ubicación ha quedado establecida concretamente en una zona intermedia de la calle Luis Adaro, en la explanada existente entre el parador El Molino Viejo y el propio El Molinón. El lugar cuenta, además, con una elevación suficiente sobre la acera y la carretera -se sitúa antes de unas escaleras que permiten el acceso a la vía desde el parque Isabel La Católica- muy valorada por el artista. “La eleva y además permitirá que la gente se pueda acercar y se pueda fotografiar junto a él. Pensamos en hacerla a escala, mayor, más grande, pero no se necesitaba, él ya lo era”, destacó en referencia al carisma del jugador.

El proceso de realización de la estatua se inició “hace unos dos meses” y, a un ritmo normal, serían necesarios unos seis meses de trabajo. Carlos García reconoce estar volcado en ella, “trabajando casi 16 horas diarias”, para acabar dentro de la fecha prevista, el 23 de septiembre. El gijonés lamentó no haber tenido la suerte de conocer personalmente a Quini, pero quienes han podido ver ya el avance de la estatua destacan el realismo y calidad de la obra.

En cuanto a quienes deseen aportar su granito de arena en la financiación, Adrián Núñez, presidente de Unipes, informó de que próximamente se darán los detalles para hacerlo. “No hemos querido descubrir la pólvora y hemos optado por la fórmula del crowdfunding”, comentó quien está integrado, como patrono, en la Fundación del Sporting, que forma parte del proyecto al que acaba de dar luz verde el ayuntamiento de Gijón, que ha cedido el espacio. Su desarrollo y realización nada tendrá que ver o interferirá el resultado del proceso de venta del Sporting al Grupo Orlegi, que está cerca de concretarse.

La creación de la estatua de Quini ha sido una de las ideas promovidas durante los últimos años para enriquecer los aledaños de El Molinón, uno de los grandes símbolos de la ciudad y el campo más antiguo del fútbol profesional español. Lo que sigue encallado es un “Paseo de la fama” que siguen sin poner de acuerdo a promotores y responsables municipales.

Compartir el artículo

stats