Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La historia de un cambio

El proceso de venta del Sporting, gestado desde hace meses, experimentó un enorme acelerón en las últimas dos semanas

Nueva directiva del Sporting

El cambio de propiedad en el Sporting ha sido uno de los grandes focos de la actualidad informativa de las últimas semanas, con LA NUEVA ESPAÑA volcada en la información del proceso, tanto en su edición digital como en su edición de papel. Desde que el 10 de junio saltara la noticia de la negociación abierta entre el Grupo Orlegi y Javier Fernández para estudiar la compra del club, este diario ha ido desvelando puntos clave de la operación, varios de ellos en exclusiva, hasta que ayer se formalizó el acuerdo con la firma en una céntrica notaría de Madrid. En el camino, 18 días de intenso trabajo para explicar cómo, cuándo y por qué de un relevo accionarial que cambia el curso de la entidad rojiblanca, a punto de cumplir sus 117 años de vida.

El cambio de propiedad del Sporting era uno de los temas que LA NUEVA ESPAÑA siguió de cerca desde que, el 17 de marzo, informara de las propuestas que estaba recibiendo Javier Fernández por el paquete accionarial que controlaba en el Sporting –un 73% del capital social–. En ese momento, el entonces presidente, Javier Fernández, desoía propuestas. Todo cambió cuando Orlegi abandonó la negociación para la compra del Zaragoza y Alfonso Villalva se citó en Madrid con el dirigente rojiblanco. Un café informal derivó en una conversación de horas. Fue el germen de lo culminado ayer en una notaría madrileña.

El periodista gijonés Rodrigo Fáez desveló el 10 de junio el estado avanzado de un proceso acelerado en las últimas semanas para que Orlegi participara en la planificación de la nueva temporada. En mente, olvidar cuanto antes un batacazo deportivo que estuvo a punto de mandar al Sporting a la Primera RFEF, lo que hubiera supuesto abandonar el fútbol profesional por primera vez en su historia.

LA NUEVA ESPAÑA adelantó ya el 12 de junio que Javier Fernández había informado a su entorno sobre su voluntad de vender el Sporting al grupo mexicano. Detalló, seis días después, las razones que le llevaron a dejar de aparcar ofertas para valorar seriamente deshacerse del paquete accionarial: crisis deportiva, petición familiar, desgaste físico, problemas de salud...

Los siguientes días fueron ya para dar, en exclusiva, detalles como la fecha tras la cual Orlegi tomaría las riendas, el 26 de junio; la entrada en el grupo y en el club del gijonés Gerardo García, que además relevaría a Javi Rico al frente del área deportiva, o la composición del consejo de administración, con Irarragorri como presidente y el madrileño David Guerra como presidente ejecutivo. Semanas de intensa actividad informativa que ya forman parte de la historia del Sporting, de Gijón y toda Asturias.

Compartir el artículo

stats