Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Seis horas ante un notario para una compra histórica

Orlegi se compromete "a desarrollar su máximo potencial como club" y agradece al expresidente "su dedicación y labor"

18

En imágenes: así fue la firma de la venta del Sporting en Madrid

Madrid. Calle de Goya número 61. Notaría de Celso Méndez Ureña. La firma de la venta del Sporting tuvo ayer, 28 de junio de 2022, como escenario la capital de España, tal y como informó LA NUEVA ESPAÑA, poniendo el sello a la negociación abierta entre el Orlegi y Javier Fernández para un relevo accionarial que marcará un antes y un después en la historia del club. El proceso se alargó durante unas seis horas. La firma del acuerdo se inició a las 8.15 de la mañana con la lectura del contrato por parte del área jurídica de Orlegi, sumándose paulatinamente todos los protagonistas de la operación, por ambas partes. La entrada del Grupo Orlegi en el Sporting se hizo pública pasadas las 14.00 horas con un comunicado informando de la nueva propiedad.

Orlegi ya manda en el Sporting. El grupo mexicano culminó en Madrid el acuerdo para asumir el control del paquete accionarial representado por Javier Fernández, que asciende a un 73% del capital social. La operación, por un montante de 43 millones de euros, como adelantó LA NUEVA ESPAÑA, abre una nueva página en la historia del club tras los casi 30 años de vinculación de la familia Fernández con la entidad rojiblanca. En el anuncio del acuerdo, Orlegi subrayó el "compromiso a desarrollar su máximo potencial como club y cantera" del Sporting. También mostró su agradecimiento a Javier Fernández "por su dedicación al club y por la labor desarrollada".

Antes, a las 10.30 horas, el acuerdo ya contaba con el visto bueno del área jurídica tanto de Orlegi como de Ramón de Santiago, representante de Javier Fernández para esta labor. Fue a partir de ese momento cuando en la calle de Goya empezaron a asomar los verdaderos protagonistas: Javier Fernández y Alejandro Irarragorri. Primero, el gijonés, que entró como dueño del club. Americana gris, camisa azul claro y maletín en la mano. Minutos más tarde haría su aparición Alejandro Irarragorri, líder de Orlegi, con un guiño al Sporting en su camisa, de rayas rojas y blancas. En su caso, entró como candidato y salió convertido en nuevo presidente rojiblanco.

Dentro de la notaría de Celso Méndez Ureña, papeleo y acuerdo. Alejandro Irarragorri, presidente del consejo de administración del Grupo Orlegi, estuvo acompañado por Alfonso Villalva, director ejecutivo, Martin Hollaender, director financiero, y de su hijo, Aleco Irarragorri. Por la otra parte, Javier Fernández tuvo a su lado a Ramón de Santiago, persona de su máxima confianza y encargado de ser quien medie en el ya iniciado proceso de transición. En Gijón, el equipo de comunicación de Orlegi esperaba el sí definitivo. La web de la compañía ya llevaba horas haciendo pruebas para publicar la entrada del Sporting en el grupo lo antes posible. La firma de la venta del Sporting puso el sello a una negociación iniciada en el mes de marzo. También fue el primer acto de un intenso día para el Grupo Orlegi, que por la tarde se desplazó a Asturias para presentar su proyecto en El Molinón. Se cerró el círculo abierto con un café en Madrid entre Alfonso Villalva y Javier Fernández, el primero de unos contactos culminados un 28 de junio.

El proceso de negociación, con un parón debido a la inestabilidad deportiva y el riesgo de descenso a Primera RFEF, continuó de manera intensa nada más finalizar la temporada. Alejandro Irarragorri, que venía de no haber podido culminar la compra del Zaragoza, tenía puesta su mirada en Gijón para hacer posible su intención de invertir en Europa. Orlegi ya tiene definida la estructura. Alejandro Irarragorri será el presidente del consejo de administración; Alfonso Villalva y Martin Hollaender serán consejeros; David Guerra, presidente ejecutivo; Gerardo García, manager general deportivo y José María Segovia Cañadas, como secretario no consejero. Los nuevos dueños del Sporting tienen pensado ir agilizando en los próximos días la puesta en funcionamiento de su "método". El anuncio del fichaje de Insua está al caer.

Alejandro Irarragorri y Alfonso Villalva ya estuvieron el pasado viernes en Gijón para reunirse con Ana González, la Alcaldesa. El encuentro sirvió como toma de contacto entre los nuevos propietarios y la regidora. Sobre la mesa, aspectos como los usos de El Molinón y Mareo, de propiedad municipal, sin avanzar, de momento, en la opción de recompra de la escuela de fútbol. "Todo bien bonito", señaló Irarragorri a LA NUEVA ESPAÑA tras la reunión en el Ayuntamiento, momento que aprovechó para pasear por el puerto deportivo y el paseo del Muro de San Lorenzo. Ahora, el lema "ganar sirviendo" ya empieza a sonar en las paredes del municipal gijonés.

Compartir el artículo

stats