Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cesión de Jony al Sporting se demora por el reparto del pago de la ficha con la Lazio

El extremo de Cangas del Narcea superó las pruebas médicas, pero no se entrenó junto al resto del grupo

Jony contra el balón ante Valery. | Marcos León

No hubo aún luz verde. Ayer, algunos flecos pendientes pospusieron al menos un día el remate de la vuelta de Jony al Sporting. El área deportiva del club rojiblanco estuvo todo el lunes trabajando en cerrar de forma definitiva la operación con el Lazio italiano en una maratoniana jornada celebrada en el hotel de Alicante donde está concentrado el equipo y donde ayer se alcanzaron temperaturas máximas de cuarenta y cinco grados. Gerardo García, máximo responsable del área deportiva rojiblanca, mantuvo comunicaciones con los dirigentes romanos hasta última hora, pero el “ok” definitivo por parte de la entidad italiana todavía se resiste.

Con todo, las negociaciones están muy avanzadas, casi cerradas, y no peligran. El fichaje se completa en forma de cesión, pese a los esfuerzos del Sporting y del jugador de Cangas del Narcea para volver a Mareo en propiedad. Jony tiene todavía dos años más de contrato con el club romano. Allí tiene una ficha importante. La rescisión, por todo, era una gestión muy complicada. Los dirigentes de la Lazio se muestran fuertes a la hora de que el club rojiblanco asuma una parte importante de la ficha. El pasado mercado invernal Javier Fernández y Javi Rico lideraron las gestiones para que llegase cedido en la segunda vuelta haciendo una apuesta en el plano económico potente, llegando a invertir unos 600.000 euros por esos cinco meses gracias a la ayuda del dinero del fondo CVC.

Ahí, en el reparto de la ficha y en otros pequeños matices contractuales, residen algunas de esas pequeñas diferencias entre los dos clubes. La entidad rojiblanca sigue con el músculo financiero debilitado. Aunque la venta de Manu al Aris de Salónica, por unos 3,2 millones de euros, mejora las finanzas. Al hotel incluso se desplazaron ayer dos hombres fuertes de You Firts Sports: Pelayo García y Quique Estebaranz, quienes aparecieron por el "stage" sobre las dos del mediodía. Los agentes del jugador viajaron a Alicante para sellar el acuerdo y firmar los documentos. Pero esos flecos impidieron sellar la entente.

Jony, por su parte, aguarda en La Finca Golf Resort de Algorfa a que se complete la gestión. Ahí lleva desde el mediodía del domingo esperando. Ayer pasó los controles médicos pertinentes bajo la supervisión de Gonzalo Revuelta, uno de los facultativos del club rojiblanco.

Los técnicos confiaban en poder contar con el futbolista en el entrenamiento vespertino. Finalmente, la falta de acuerdo evitó que Jony pudiese formar parte de la segunda sesión de la jornada. La primera se celebró a las 10 de la mañana. El futbolista, que ha llegado en un muy buen tono físico, sí se ejercitó de forma individual en el gimnasio. Hoy ya podría sumarse a los entrenamientos.

Compartir el artículo

stats