Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Abelardo suspira por Laguardia

El Sporting intenta completar la zaga con el fichaje del central aragonés, jugador libre tras terminar contrato con el Alavés

Víctor Laguardia, en un encuentro de la pasada campaña con el Alavés. | D. A.

Víctor Laguardia (Zaragoza, 32 años) es el central deseado por Abelardo Fernández para rematar la defensa rojiblanca, la guinda al ambicioso proyecto diseñado por el Grupo Orlegi. El interés del técnico gijonés en reecontrarse con el zaguero aragonés, al que dirigió en sus dos etapas en el Alavés, viene desde el inicio del mercado, comenzando los contactos con el jugador estando al mando la anterior propiedad. Consciente de su nivel, lleva intentando convencer al poderoso defensa desde que el jugador pasó a ser libre tras terminar contrato con el club vitoriano el 30 de junio, tal y como avanzó LA NUEVA ESPAÑA el 7 de julio. Laguardia sigue en la misma condición: no ha renovado con el Alavés. Por lo tanto, continua estando libre en el mercado. Y estudia propuestas por su futuro. También la del Sporting, que le agrada.

Media Segunda se pega por él, pero el paso del tiempo, la ausencia de esa firma de renovación con el club vasco, que le ha dado largas, ha jugado a favor del Sporting, que tiene ahora más oportunidades que hace un mes, siendo una opción igualmente complicada por distintos factores, sobre todo el económico. El escenario, en todo caso, es algo distinto: porque el área deportiva rojiblanca mantiene interés en fichar a un zaguero tras firmar antes a Insua y a Cali Izquierdoz, y el futbolista, sin un proyecto claro sobre la mesa, valora mucho la insistencia de Abelardo Fernández, al que tiene mucho respeto y quien está jugando un papel capital, en que la opción se mantenga viva a estas alturas de mercado.

Gerardo García exploró el fichaje de Rubén Pulido, pero la opción se cayó estos días

decoration

El Alavés, por su parte, tampoco ha desestimado al cien por cien la vuelta del jugador, emblemático en la entidad. Aunque las comunicaciones se han enrarecido en estas semanas, con algunas declaraciones que no agradaron en el entorno del futbolista por parte de Sergio Fernández, director deportivo del Alavés, que ha trabajado en otras vías y firmado a otros defensas antes de apostar fuerte por el zaguero aragonés. Laguardia está escuchando al Sporting. De momento, estudia la posibilidad.

El problema de la operación, muy compleja, radica en el músculo financiero que tiene el Sporting. El área deportiva rojiblanca no goza de mucha fuerza salarial a estas alturas de mercado, después de esfuerzos importantes en las incorporaciones que se han conseguido tras mucho trabajo, y el central es además un futbolista muy codiciado en el fútbol español. De hecho, la dirección deportiva del Sporting viene trabajando en estas semanas de mercado de fichajes otras posibilidades más accesibles. Hasta hace unos días tenía sobre la mesa el nombre de Rubén Pulido, del Fuenlabrada, jugador que lleva tiempo controlado por la entidad rojiblanca.

Pero el zaguero madrileño de 21 años apunta a jugar en otro destino. Tiene opciones de recalar en la Sociedad Deportiva Huesca, según fuentes consultadas. Gerardo García mantiene otros nombres en el radar para firmar a ese tercer central que se pretende para completar la defensa, sin caer en la precipitación. El Sporting es consciente de que tiene aún tiempo de mercado por delante y que cuenta con dos jugadores de nombre y calidad como son Insua y Cali. La cuarta plaza apunta a ser para Somolinos y Pola, los dos centrales de la cantera que están integrados a la dinámica del primer equipo.

Compartir el artículo

stats