Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alejandro Irarragorri pide más apoyo al tejido empresarial asturiano para hacer a El Molinón sede del Mundial

"El proyecto será ambicioso, pero lograble", destaca el presidente rojiblanco / El financiero Juan Antonio Pérez Simón; Eduardo Tricio, de Aeroméxico y Grupo Lala y Jaime López, de la conservera La Costeña, invitados al palco

Alejandro Irarragorri, en el centro, durante su visita esta tarde a El Molinón. JUAN PLAZA

“Es un día muy importante”. Alejandro Irarragorri, presidente del Sporting y líder de Orlegi Sports, propietario del conjunto rojiblanco, no ha querido perderse el debut liguero en casa de los gijoneses. El mexicano ha cumplido con su palabra de estar para el estreno, visitando en la tarde de este viernes El Molinón, víspera del encuentro. Junto a él, anuncia ante el Andorra la llegada de “varios empresarios de Latinoamérica” que estarán en el palco. También el arquitecto que lidera el trabajo para convertir a Gijón en sede del Mundial 2030, para lo que pide más implicación del tejido empresarial asturiano. 

“Confío en la pasión, en el espíritu de esta afición. Lo hemos visto reflejado en más de mil maneras. Si está lleno o no (el campo), no es tan importante. Lo importante es que esté lleno de gente intensa, apoyando a un equipo que ha dado muestras claras de lo que quiere construir. El club tiene que regresar al lugar del que nunca debió de salir”, subrayó Irarragorri sobre el ansiado ascenso.

Al presidente del Sporting se le vio agradecido con el sportinguismo tras rozar ya los 20.000 abonados. “Hemos sido muy claros en lo que aquí se requiere: una gran unión de voluntades de los aficionados, de los empresarios, de las autoridades, del club, de invertir obviamente, con la ampliación de capital que haremos la semana que viene. Hemos encontrado el apoyo en la afición, y en la parte de las autoridades también, empezando por esa posibilidad de Asturias 2030. No es nada más en un tema de Gijón. Es para mí un tema de Asturias. Falta el tejido empresarial”, señaló. “Necesitamos mayor voluntad de empresarios y autoridades. Lo que ha hecho la afición ha sido fantástico. De esa forma tendremos una mejor masa para poder gestionar. Donde sí somos muy eficientes es siempre en hacer más con menos”, reiteró. En cuanto a si el Grupo Pachuca, nuevo dueño del Oviedo, colaborará en ello, solamente respondió que jugará el papel "que quiera jugar. Aquí se trata de sumar".

En cuanto a la candidatura que está preparando para convertir El Molinón en sede mundialista habló de que “el proyecto será ambicioso, pero lograble, para poder construir a través de ello una vocación distinta en lo económico y lo social”. En ese camino, detalla que va “paso a paso” y queda mucho por recorrer. “No tenemos hoy en la ciudad, ni tampoco en la región, una infraestructura hotelera suficiente para darle cabida a una sede seria. También en el estadio, hay muchas cosas que aquí tendrían que cambiar para llegar a una candidatura de esa dimensión”, reconoció.

Para todo eso, anunció que “habrá varios empresarios muy relevantes de empresas no digo de México, de las empresas más grandes latinoamericanas”, en El Molinón durante el partido ante el Andorra. “Todas de origen español. Entre ellas una empresa que en enero cumple 100 años, cuatro generaciones trabajando, que salieron de Burgos y han hecho una empresa alimentaria fantástica en México y Estados Unidos”, detalló. Habló de su amigo Ricardo Salinas, socio del Grupo Orlegi, “muy comprometido” con el proyecto del Sporting, sin bien no está previsto que este durante el encuentro. Los que sí están confirmados son los empresarios Jaime López, de La Costeña; Eduardo Tricio, de Aeromexico y Grupo Lala y el financiero y coleccionista asturiano Juan Antonio Pérez Simón.

En cuanto a lo deportivo, Alejandro Irrarragorri, señaló que el Sporting debió llevarse de Anduva “algo más de un empate” y reconoce que se “tenemos pendiente la posición de central, estamos trabajando en ello. Hemos generado la economía suficiente para llegar a la altura de las expectativas de la afición. Tiene que ver con el número de abonados suscritos”. No quiso mojarse sobre si llegará también un delantero, remitiendo a David Guerra, director ejecutivo, y Gerardo García, director deportivo. Por último, confesó que no sabe aún la letra completa del himno del Sporting. “Cantaré las partes que más o menos me sé, no hay muchas canciones que sepa. Pero los pedazos que canto los canto con mucha pasión y con mucha intensidad”, concluyó.

Compartir el artículo

stats