Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Molinón será una caldera: himno a capela; banda de gaitas "Villa de Xixón" y camino de superar los 20.000 espectadores

El primer partido en casa del Sporting agota el papel en la grada este y las tribunas norte y sur en el estreno local de ocho de los fichajes

Por la izquierda, Jordan Carrillo, Pol Valentín, Otero, Izquierdoz, Insua, José Ángel, Zarfino y Cristo, ayer, en Mareo. MARCOS LEON

La expectación es máxima y el recibimiento será el de las grandes tardes. El Molinón se convertirá en una caldera para partido del Sporting de esta tarde (17.30 horas), el primero en casa en la recién iniciada competición liguera. El ritmo de venta de entradas y la renovación de abonos apunta a superar los 20.000 espectadores para el encuentro ante el recién ascendido Andorra. Tendrá un toque romántico. No sonará el himno por megafonía, será el propio público el que lo cante con la sorpresa añadida de que estará acompañado por la banda de gaitas «Villa de Xixón», que saldrá al terreno de juego.

Ni la subida de los abonos ni el hecho de que las primeras entradas que se pusieron a la venta estuvieron únicamente acotadas a la grada este. No hay límite para una afición del Sporting que acariciará el lleno en el campo deseosa de volver a disfrutar con su equipo en una vuelta a El Molinón marcada por el cambio de propiedad. La llegada del Grupo Orlegi ha devuelto la ilusión por ver al equipo pelear por los puestos altos de la mano de Abelardo, el último entrenador en guiar al equipo hacia la máxima categoría. Todo son incentivos.

No hubo victoria en la primera jornada, en la visita al Mirandés, pero en torno al equipo se respira un aura de que algo está cambiando más allá de los despachos. A primera hora de la tarde de ayer ya se había agotado el papel en la grada este y las tribunas norte y sur. En las zonas restantes, los precios oscilan entre los 25 y 45 euros para la categoría de adulto y los 12 y 15 euros para los junior. El ritmo es parecido al de la última gran entrada, la del último derbi, que congregó en el municipal gijonés a 23.470 espectadores.

Ocho de los nueve fichajes estarán disponibles para estrenarse como locales en la «mágica» atmósfera de El Molinón, como señaló el propio Abelardo en la previa. José Ángel ya sabe lo que se va a encontrar. No tanto Cali Izquierdoz, Pol Valentín, Jordan Carrillo, Cristo González, Juan Otero, Pablo Insua y Gio Zarfino. A la espera de volver a empaparse de sportinguismo, Jony. El cangués es la única baja rojiblanca, tras lesionarse esta semana. Su vuelta no se espera hasta septiembre. En camino, el central con el que se cierra la defensa, el serbio Nemanja Micevic.

Compartir el artículo

stats