Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Miguel Pérez. Director de relaciones institucionales del Grupo Orlegi

Luis Miguel Pérez, director de relaciones institucionales de Orlegi: "Seremos cercanos para avanzar con quien llegue a la Alcaldía"

"El Sporting trasciende a colores políticos y la persona que ocupe el cargo entenderá su relevancia para la ciudad; el Mundial es algo importante"

Luis Miguel Pérez, sube las escalaras hacia las instalaciones actuales del primer equipo del Atlas. | Ángel Cabranes

Luis Miguel Pérez nació en Ciudad de México, "pero me digo lagunero". Así se conoce a las gentes de Torreón, ciudad al noreste del México, donde creció desde los cuatro años. Es también donde se ubica Santos Laguna, el primer equipo al que hizo campeón el Grupo Orlegi. Luismi, como le conoce su círculo cercano, recibe a LA NUEVA ESPAÑA para hablar de su papel como director de relaciones institucionales de todo el grupo y del salto a Europa con el Sporting. En breve estará en Gijón.

¿Cómo llegó usted al Grupo Orlegi?

–La llegada de Alejandro Irarragorri a la presidencia del consejo de administración de Santos en 2006 es cuando realmente el modelo de gestión que hoy tenemos en Orlegi nace y se funda. A mí me tocó conocer eso desde fuera unos años, y después, en 2010, me invitaron a participar. Desde entonces estamos en administrar y gestionar activos deportivos y usar el fútbol como plataforma de transformación social.

¿Cuál es su día a día?

–Tengo varias responsabilidades. Desde el área estratégica, todo lo relacionado con comunicación, todo el manejo reputacional del grupo. Trabajo también en las relaciones públicas con gobiernos, comerciales, con socios. Trabajo para abrir puertas que puedan derivar en algún negocio para el grupo.

¿Cómo ha sido su llegada a Asturias en ese ámbito?

–Ha sido muy buena. Encontramos una plaza, una ciudad y un activo como el Sporting, que tiene todo para ser muy exitoso. Hay que empezar a entender lo que tenemos enfrente y hacer sinergias. Hay que unir voluntades en torno al Sporting. Nuestra gran tarea es cómo logramos hacer entender al empresariado en Asturias que el fútbol sigue siendo una gran plataforma para transformar la comunidad. Ahí vamos. Tenemos mucho por hacer.

–¿Es la primera gran dificultad, la de sumar al proyecto la inversión de otros empresarios?

–Paso a paso. David Guerra (presidente ejecutivo) está siendo más sensible a todo eso. La ciudad y la región necesita ese tipo de empujes. Nuestra labor es seguir insistiendo.

¿Cómo definiría la relación con el Ayuntamiento de Gijón y con el Principado?

–Es un tema que ha manejado de manera cercana Alejandro (Irarragorri). Hay muy buena relación. Han visto con buenos ojos que llegue un grupo a invertir y comprometerse seriamente.

La alcaldesa ha anunciado que renuncia a las primarias y no seguirá en el cargo. ¿Temen que lo avanzado con el Ayuntamiento sufra un retroceso?

–El Sporting trasciende a colores políticos. Quien llegue (a la Alcaldía) será un sportinguista que entienda la relevancia del Sporting para la ciudad. Hasta ahora tampoco hemos planteado nada del otro mundo. Lo que hay que hacer es ser cercanos, atentos y avanzar con la persona que venga. Este proyecto es de mediano y largo plazo. Con la candidatura del Mundial 2030 como algo importante.

¿Son optimistas para que Gijón sea sede en la candidatura del Mundial?

–España tiene todo para organizar un Mundial. Lleva años como referente a nivel deportivo. Tenemos toda la esperanza de que así sea y de que Gijón sea sede. Representaría un embrión importante de desarrollo para toda la región, no solo Gijón. Los requerimientos de FIFA en cuanto a capacidad del campo o número de habitaciones de hoteles es importante. Eso no le va a alcanzar solo a Gijón. Se extenderá. Igual ahí nace una nueva vocación turística.

–¿Tendrá Orlegi pronto más clubes?

–Existe la clara intención de integrar algunos otros clubes, pero paso a paso. Ahora hay que estabilizar el Sporting, generar las bases y buscar el ascenso. Hace unos años decidimos convertirnos en una compañía "multi team" (con varios clubes) y hacia allá vamos.

Varios clubes en Europa también han empezado a hacerlo. Por qué es importante para ustedes posicionarse de esa forma?

–Porque el fútbol es el deporte más popular en el mundo y a través de él encuentras sinergias muy importantes para ser estratégico y eficiente y eso te genera beneficios para el club, para los jugadores, para generar trabajo, para los accionistas… Es una ventaja competitiva. También, y no nos cansaremos de repetirlo, porque el fútbol es una herramienta de transformación social muy importante. Puede dar mucho a la comunidad. Es nuestro primer paso internacional el Sporting. Es un reto importante para nosotros.

–¿Es real el objetivo de subir con el Sporting este año?

–He visto un equipo agresivo y dinámico, y eso me ha gustado. Pero esto está arrancando. El comité deportivo del Sporting, de la mano de David Guerra y Gerardo García, armaron un buen plantel. Hay que dejarlos trabajar. Evidentemente, queremos ascender. También le digo que parte de nuestra obsesión con los procesos, infraestructuras y estructuras es que en medida de que tú seas eficiente en pulir eso, dejas de pensar en que el ascenso es lo único que te salva. Más bien lo que buscamos es en situar al Sporting en una posición real de competir constantemente con el ascenso. Si haces eso, tarde o temprano, llegará.

–¿Qué le gustaría a Orlegi ver en Mareo de la nueva ciudad deportiva de Atlas?

–Es diferente, porque en Atlas estamos construyendo de cero todo. Uno de nuestros pilares en nuestro modelo es la infraestructura. Tener unas instalaciones funcionales y lo más modernas posibles te ayuda a generar una identidad y una inercia que se traduce en la cancha. Mareo requiere una modernización. El proyecto a fondo lo trae David Guerra con su equipo, asesorado por el Grupo. Alguna vez lo soñamos, pero terminamos haciéndolo. Queremos llevar al Sporting a tener las mejores capacidades también a nivel de fisios, doctores y etcétera.

–¿Es la explotación internacional del Sporting un objetivo?

–En México ya existe una comunidad importante de asturianos. Hay que ser inteligentes de cómo irnos posicionando en plataformas que ya tenemos, como Orlegi USA o nuestras tiendas virtuales en Estados Unidos para tener merchandising accesible.

–¿Cuándo será posible eso?

–Te quisiera decir que ya, faltan detalles. La logística ya la tenemos establecida con Atlas y Santos.

¿Cómo está la relación entre Orlegi y Pachuca?

–El trato entre los equipos es directo entre el presidente ejecutivo del club y el presidente ejecutivo de Pachuca. Orlegi como grupo no se mete mucho. Siempre ha sido una relación atenta, educada y profesional de nuestra parte. La rivalidad está y nosotros, a lo nuestro, ya nos toparemos en la cancha.

–¿Les sorprendió la entrada de Pachuca en el Oviedo apenas un mes después de su llegada a Gijón?

–Ya habían sido socios de Arturo Elías. Se dio la coyuntura y se dio. Mi abuelo tenía un dicho: "Bendita competencia que te pone a trabajar". Si ya no es poca en Segunda, esta te pone más. Bienvenidos. Son un grupo importante en México, tienen su modelo y hay que reconocer que saben hacer las cosas.

Compartir el artículo

stats