Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Estoy deseando que vea la luz", dice el artista gijonés Carlos García tras terminar la estatua de Quini

La escultura ya está lista tras terminarse la fase de fundición, pero la presentación queda aplazada hasta completar el crowdfunding

Carlos García, en su estudio rematando la estatua de Quini. A la derecha, la figura con la cabeza de Quini | Á. González

Quini cumpliría 73 años este viernes. Ese día, el de su cumpleaños, el 23 de septiembre, estaba previsto que la escultura que convertirá su recuerdo en eterno se instalará en el entorno de El Molinón, el lugar donde el Brujo fue toda una leyenda del gol para el sportinguismo. Pero para que los aficionados rojiblancos puedan visitar la obra de Carlos García habrá que esperar... Al menos un tiempo. Su presentación, prevista inicialmente para dentro de tres días, se pospone hasta que se avance con la recogida de fondos voluntaria ‘crowdfunding’, que sigue aún lejos de los números previstos. El trabajo de García, en cambio, ya está listo. El monumento, totalmente terminado. En julio se había zanjado con el modelado: la camiseta, las medias, el inolvidable "9" a la espalda… Pero ahora ya se ha terminado con el proceso de fundición. "Completar el ‘crowdfunding’ sería hacer desde el sportinguismo un verdadero homenaje a Quini. Y demostrar una vez más la movilización de la aflicción. Por eso sería muy importante lograr culminar esta campaña", explica Adrián Nuñez, presidente de Unipes.

“Está todo listo y terminado para su presentación al público. Es un gran proyecto para Gijón y para el Sporting. Y estoy deseando que cuando antes vea la luz y se pueda colocar en el lugar previsto”, confiesa Carlos García en conversación con LA NUEVA ESPAÑA. La obra, finalizada, se encuentra desde septiembre en un taller de fundición, donde el escultor tiene acceso. Ahí se ha ido repasando y concretando con mimo cada uno de los detalles del monumento durante muchas horas para poder llegar a tiempo de ser presentado este viernes: desde las piernas, pasando por el tronco, los brazos y la cabeza.

Carlos García, un artista muy reconocido en el panorama internacional, ha soldado cada una de las piezas –repasado la soldadura– y el acabado para que el monumento, en bronce, tenga los tonos necesarios. El proceso desde que en julio se terminó con el modelado, explica Carlos, ha sido muy intenso, de mucho trabajo. Porque tras esa fase, llegó una segunda –de mediados de julio a agosto–para hacer los moldes. Luego se pasó a hacer la pieza en cera –hasta finales de agosto–. Y en septiembre se derivó a la fundición; ahí se ha soldado, repasado y acabado hasta ser rematada estos días.

"He trabajado unas 12 horas al día. Por eso se ha conseguido hacer este trabajo para la fecha que me había comprometido cuando me lo encargaron. Y, claro, también he hecho un estudio previo para preparar la estatua. Me ha llevado un sacrificio de muchísimas horas y de estar separado de mi familia. He perdido dos meses del tiempo de mi hija, que tiene nueve, para poder llegar en plazo. La obra está lista y estaría para ser presentada el viernes”, explica el artista gijonés. En los próximos días está previsto que Carlos García traslade la estatua de Quini de la fundición a su estudio. Ahora tan solo queda pendiente una nueva fecha para ser finalmente expuesta al público y que el reconocimiento vea al fin la luz.

Compartir el artículo

stats