Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División | Los equipos asturianos

La histórica iniciativa que encumbra a los jugadores del Sporting: juegan en la playa de San Lorenzo junto a niños

"Ha sido un sueño", dicen los más pequeños tras disfrutar de la jornada diseñada por sorpresa por el club rojiblanco

Por la izquierda, Jordan, Pedro y Queipo, juegan a fútbol con los niños, arriba a la derecha, Jordan y Queipo celebran una acción con los jugadores de su equipo, abajo, Bamba, Jordan y Pedro jugando con los niños en la escalera catorce de San Lorenzo. | Juan Plaza

Las caras reflejaban una sensación difícil de explicar entre la emoción y la incredulidad. "He jugado al fútbol con mis ídolos... Ha sido un sueño. He disfrutado muchísimo", confesaba nada más terminar la pachanga Iván Murias. Él, pletórico, incrédulo, era uno de los 20 niños menores de 12 años y procedentes de todas partes de Asturias que hace diez días acudió a El Molinón para apoyar a su equipo, el Sporting, y que fueron elegidos al azar por Dani Queipo el pasado 14 de septiembre para tener una experiencia única. Entonces ellos no lo sabían. Desconocían que habían sido elegidos para jugar con sus ídolos a fútbol en la playa de San Lorenzo. Ayer, esa veintena de niños, acompañados de sus familiares, alucinaron cuando llegaron a la escalera 14, punto de encuentro, y se encontraron allí con el mismo Queipo, y otros tres futbolistas del primer equipo: Pedro Díaz, Axel Bamba y Jordan Carrillo. La iniciativa histórica de juntar a los abonados más jóvenes con los futbolistas para jugar a fútbol en la playa gijonesa fue todo un éxito: los niños se fueron agotados y, a la cez, ensimismados por la experiencia; los padres, agradecidos; y los jugadores, satisfechos y sonrientes por ver toda la alegría que pueden dar con un pequeñísimo gesto.

¿El objetivo de esta rompedora iniciativa? Múltiple. Por un lado, reconocer a la afición por su lealtad, demostrada con la exitosa campaña de abonados. También grabar un vídeo para reforzar la candidatura de El Molinón (en realidad de Gijón) en los orígenes de todo, la playa San Lorenzo, donde hace muchísimos años se comenzó a jugar a fútbol. El partidillo, donde hubo goles, rodeo de felicidad a los presentes. E, incluso, cambió los planes de algunos padres. Por ejemplo, el de la Carla Inocencio. Ella, de 10 años, iba a seguir el partido de mañana en El Molinón por la tele. Cosas de la hora (21 horas). Pero Queipo convenció a Lorena y Jacobo, sus padres. "Ha sido una experiencia irrepetible", cuenta Carla, que presionó de cerca a Pedro, robándole en unas cuantas ocasiones el balón. "Me ha encantado venir", confesaba Claudia Morán, otra de las niñas. "Me lo he pasado muy bien. He jugado en el equipo de Jordan y Queipo", bromeaba Ignacio González, gijonés de 11 años. Luego, fotos, camisetas firmadas, pines...

Compartir el artículo

stats