Flores rojiblancas para mostrar que su recuerdo está muy presente. Hoy, 23 de septiembre, Quini hubiera cumplido 73 años y la fecha está marcada a fuego para sportinguistas como Tomás García. El popular aficionado del Sporting cumplió esta mañana con lo que ha convertido ya en una tradición ineludible. Tanto en cada cumpleaños de El Brujo, como en cada aniversario de su fallecimiento, Tomás y su mujer Beni Rodríguez acuden ante la tumba de su amigo para depositar un ramo de flores y recordar lo vivido. Fidelidad absoluta la de estos castrillonenses, a los colores y al mito.

Tomás García, esta mañana, ante la tumba de Quini. T. G.

Ídolo primero y amigo después, Tomás disfrutó viendo marcando goles a Quini para más tarde ser una de las primeras personas que se acercaban a el, cada fin de semana, en el aeropuerto de Asturias. Porque Tomás es conocido por la afición rojiblanco por ser el hombre que siempre recibe y despide al equipo en cada uno de sus desplazamientos en avión. Un detalle que El Brujo siempre le agradeció, de la misma manera que ahora Tomás sigue devolviéndole todo ese cariño.