Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Raúl Cámara Secretario técnico del Córdoba y exjugador del Sporting y el Tenerife

"Cristo hará goles porque tiene talento a raudales"

"El Sporting ha hecho incorporaciones de nivel y eso ha impulsado la burbuja de ilusión que han traído Abelardo y Orlegi"

Raúl Cámara, en el Nuevo Arcángel. | @cordobacf_ofi

Está dentro de una de las direcciones deportivas más en forma del fútbol español. El exrojiblanco Raúl Cámara (Madrid, 28-2-1984) es el secretario técnico de un Córdoba que suma por victorias sus cinco primeras jornadas de liga en Primera RFEF. Nunca antes en su historia el club había sumado un inicio con tal número de triunfos. Formando equipo con Juanito, ex del Betis y director deportivo, y con De las Cuevas entre sus jugadores, atiende a LA NUEVA ESPAÑA para charlar sobre la visita del Sporting al Heliodoro Rodríguez López. Excapitán del Tenerife, ha sido junto al conjunto rojiblanco el club que marcó su carrera como futbolista.

–¿Ha tenido tiempo a seguir el inicio en Segunda?

–Sí. Con el Córdoba estamos un escalón por debajo, seguimos mucho más la Primera RFEF, pero también miramos de reojo la Segunda. Por trabajo, ya que siempre puede haber algún jugador de cara al futuro que nos interese, y por sentimiento. Al Tenerife lo sigo muchísimo porque dejé muchas raíces allí. Al Sporting, evidentemente, también. Tengo muchos amigos en Gijón.

–¿Cómo ve a los dos equipos?

–He visto más partidos del Tenerife. Este equipo me recuerda al año que estuve allí y nos quedamos a las puertas de subir a Primera, cuando nos dejó fuera el Getafe. Les está costando arrancar, como nos pasó a nosotros. Se quedaron con la miel del ascenso en los labios, ante el Girona. La temporada pasada todo el mundo veía ya en Primera al Tenerife. A mí también me pasó. Están todavía con esa especie de duelo. Les está costando, pero tienen plantilla para acabar arriba otra vez.

–¿Y el Sporting?

–A nivel social hay unas ilusiones grandes y renovadas por el cambio de propiedad con Orlegi y la vuelta de Abelardo. Futbolísticamente le vi varios partidos de los que jugó en casa. Se está acoplando poco a poco el equipo. Creo que va a optar a estar en el grupo de arriba, en la pelea por ascender. Las incorporaciones han sido de nivel y eso va a impulsar la nueva burbuja de ilusión que hay en Gijón. Es importante mantener ese optimismo en torno al equipo, sabiendo lo complicado que es la Segunda.

–Usted coincidió con Cristo en el Tenerife.

–Es un futbolista con un talento de escuela canaria. Es un jugador que se mueve muy bien entre líneas, que es capaz de ver el pase donde nadie lo ve y también de definir como pocos. El déficit de estos años es que no ha cogido una temporada con pleno acierto de cara a gol. En todo caso, es un jugador joven que tiene que encontrar su madurez futbolista. Acabará haciendo goles porque tiene talento a raudales. Aun así, el gol no es su principal virtud. Lo suyo es que hace que el resto de jugadores a su alrededor puedan hacerlo.

–¿Qué partido espera?

–Muy igualado. Van a tener opciones los dos equipos. Se decidirá por algún detalle. Este año al Tenerife le está costando más sacar puntos fuera, pero creo que se siente más cómodo cuando no tiene el balón. Ahora, al jugar en casa, tendrá que llevar la iniciativa y el Sporting es un rival muy peligroso en transiciones. Veo un escalón por encima al Sporting, pero estará igualado.

–¿Cómo le va en Córdoba?

–Estamos muy contentos. Hemos conseguido batir un dato histórico en este inicio de temporada, al ganar los cinco primeros partidos. Más que puntos, son las sensaciones que transmite el equipo. Tenemos una plantilla muy equilibrada. Esta categoría es dura, cualquiera pueda ganar, pero ojalá podamos estar ahí hasta el final.

–De las Cuevas sigue dando guerra.

–Miguel tiene una profesionalidad tremenda y está a un gran nivel. Nos aporta mucho tanto dentro del campo, como sobre todo en el vestuario, que es algo fundamental. Nos viene estupendamente y es pieza clave. Está rotando en el once con Kike Márquez.

–¿Echa de menos jugar?

–Sí, sobre todo el vestuario. Soy consciente de que he sido muy afortunado al jugar muchos años. Acabé mi carrera en el Córdoba y me dieron la opción de trabajar aquí. Era la opción más fiable pensando en el futuro. Lo echo de menos, pero sigo oliendo el verde.

–¿Qué meta se fija ahora?

–No me gusta mirar más allá del presente. Siempre he sido de pensar en el trabajo, sin ir más allá. Me planteo seguir trabajando y cumplir objetivos a corto plazo con el Córdoba. Estoy muy feliz y cómodo aquí.

Compartir el artículo

stats