Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parking de El Molinón sería el mayor de la ciudad

Las 5.000 plazas previstas por Orlegi suponen la mitad de las actuales soterradas públicas que hay en Gijón

El boceto de El Molinón presentado por Orlegi. | LNE

Uno de los elementos estrella del proyecto de Orlegi Sports para transformar El Molinón es un enorme parking subterráneo. ¿Por qué? No solo para asegurar las plazas que desaparecerían, según los planes del grupo mexicano, a ras de suelo al crear una nueva zona verde sino también para dar servicio al gran área comercial prevista en los bajos del estadio. En total, se prevén unas cinco mil plazas, aunque se trata de una cifra susceptible de cambios. Ese número supondría nada menos que la mitad de las plazas soterradas actuales que tiene Gijón. Y, si se completara los términos planteados, el parking de El Molinón permitiría a la ciudad incrementar en un tercio el número de plazas de este tipo. La construcción de este gran aparcamiento sería más costosa de lo normal por la dificultad de hacer una operación subterránea en esa zona, cerca del Piles y de la playa de San Lorenzo, en unos terrenos considerados como "inundables".

A día de hoy, Gijón cuenta con 9.415 espacios de aparcamiento subterráneos públicos regulados, según los datos recogidos en el Plan de Movilidad Sostenible, recientemente elaborado por el gobierno local. El parking de la playa de Poniente es el que cuenta con más lugares para estacionar, con 970 plazas (820 de rotación y 150 para residentes). Orlegi Sports pretende multiplicar esa cantidad por cinco en el equipamiento previsto para el subsuelo de El Molinón. El parking que ha diseñado el arquitecto Fernando Sordo Madaleno en su boceto para transformar el estadio se ubicaría bajo el césped y llegaría, según algunos primeros cálculos realizados, hasta las inmediaciones del río Piles.

El proyecto no tendría aún un número de plantas soterradas fijadas. Aunque algunos expertos en urbanismo estiman que en ningún caso serían menos de tres. Este gran garaje subterráneo es muy importante para el proyecto por varias claves. La FIFA exige a todas las sedes de la Copa del Mundo al menos 5.000 plazas en los alrededores del estadio. Este era uno de los puntos complicados de cumplir con el actual estadio. Con esta construcción, si se cumplen con las dimensiones que están previstas en los bocetos, se conseguiría también el visto bueno de los organismos federativos. Del mismo modo, este gran aparcamiento que Orlegi aspira a construir debajo de El Molinón tendría fines económicos.

El parking sería con casi total seguridad de pago, por lo que generaría un rendimiento económico. También facilitaría el acceso de muchos usuarios a El Molinón y a su entorno y ayudaría a dinamizar la economía. Orlegi, de momento, no se ha pronunciado de forma pública sobre los planes que tiene en mente con la zona comercial. En el interior del estadio habrá distintos negocios y comercios, que estarán abiertos durante toda la semana y no solamente en los días de partido.

Cuando el Sporting juegue como local, se ofertarán más posibilidades para que los aficionados puedan tener una mejor experiencia en el campo y que el consumo no dependa solo de las cantinas. También se creará más de un centenar de palcos vips. Y se pretende promover distintas estancias culturales y artísticas a El Molinón. En los bajos habrá otros locales hosteleros y destinados al ocio que formarían un polo económico potente.

Compartir el artículo

stats