Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las claves de la junta del Sporting: Orlegi anuncia 6,9 millones de pérdidas para un año "de transición"

Irarragorri se defiende de quienes ven "un pelotazo" en el plan de El Molinón: "Venimos a generar valor, ganar dinero es parte de ello"

Por la derecha, David Guerra, Alejandro Irarragorri, Martin Hollaender y Gerardo García, ayer, a la salida de la junta de accionistas en la sala de pinturas de la Laboral. | Juan Plaza

"Es una temporada de transición". El Sporting celebró ayer su junta general de accionistas con el anuncio de nuevas pérdidas en el primer ejercicio en el que Orlegi ha tomado las riendas del club para una campaña "condicionada por decisiones anteriores", enfatizan. El club rojiblanco cifra en 6,9 millones las pérdidas para la campaña 22-23 (se añaden a las de 6,5 millones reales para la 21-22), curso para el que presentó un presupuesto de 18,6 millones de euros, además de informar de que la tercera fase de la ampliación de capital por 7 millones de euros la completará Orlegi –el periodo finaliza el 29 de diciembre–. Lo hizo en la sala de pinturas de la Laboral, en un clima con alguna crítica entre los accionistas y en el que Alejandro Irarragorri abordó temas como el camino al Mundial o el derbi. Todos los puntos se aprobaron tomando parte un 73,3 % del capital social.

"Venimos a generar valor, ganar dinero es parte de ello", respondió Alejandro Irarragorri, presidente del Sporting, muy serio a la hora de responder a las acusaciones de "pelotazo urbanístico" sobre los planes de reforma de El Molinón. Fue tras la intervención en la junta de Víctor Díaz, accionista rojiblanco, quien se mostró contundente en cuanto a su opinión de que "El Molinón es un gran símbolo de Gijón y Orlegi significa hormigón a día de hoy" por estar en contra de sus planes de mover el campo, así como de que el municipal gijonés pueda acabar ganando un apellido comercial a través de la fórmula del naming.

"Orlegi significa realidad verde", corrigió Irarragorri, molesto, sin querer concretar cualquier proyecto en torno a la reforma para el campo. "Son cosas que usted ha leído en la prensa, pero nosotros no hemos presentado nada de eso de manera oficial", añadió tras enumerarse los planes de que el aforo pase a 40.000 espectadores o se construya un aparcamiento subterráneo. Todos, detalles presentados en su día por Orlegi ante la Federación Española de Fútbol.

Ante la insistencia de cuestiones en torno a la candidatura de El Molinón como sede para el Mundial durante los turnos de palabra, el presidente del Sporting acabó mojándose en uno de los grandes temas de debate. Es el caso de mover el césped del municipal gijonés dentro de las obras que se proyectan, deslizando el dirigente rojiblanco que "me parece que no se pierde la antigüedad". En cualquier caso, Irarragorri primó el carácter "transformador" con el que Orlegi ha llegado a Gijón y a Asturias. "Este club tiene un rol social para ayudar a evolucionar a la región y esa es su responsabilidad. La candidatura de España, Portugal y Ucrania para el Mundial servirá para atraer los ojos del mundo", destacó el máximo accionista rojiblanco como uno de los vehículos para que la región no se siga desangrando en términos de despoblación.

El derbi, para el que apenas restan poco más de dos semanas, también se trató. "La rivalidad tiene que ser fuerte, pero en la cancha para generar valor y un mejor espectáculo deportivo. No sirve de nada fuera (de la cancha)", comentó Irarragorri. Lo hizo con un nuevo guiño, indirecto, al hecho de que Oviedo se incluya como subsede en la candidatura al Mundial. "Lo demás debe servir para construir juntos un objetivo común", deslizó el dirigente.

La junta de accionistas reunió, en la mesa principal, a los también directivos Alfonso Villalba y Martin Hollaender, además del notario, Francisco Javier Nogales; el secretario del consejo, José María Segovia, y el director financiero rojiblanco, Guillermo Sampedro. Entre los asistentes, todos los cargos de relevancia de la entidad, encabezados por David Guerra, presidente ejecutivo. En cuanto a números, a las novedades del presupuesto y las pérdidas para la temporada actual, se concretó que la pasada temporada (21-22) se cerró finalmente con una pérdida real de 6.558.576 euros, además de un presupuesto de 13.581.921 euros.

Por otra parte, el club también anunció que el próximo 3 de enero estrenará un foro de aficionados. Un propósito adelantado por LA NUEVA ESPAÑA que verá la luz a principios del año que viene y en el que los seguidores podrán trasladar sus sugerencias o críticas directamente a Alejandro Irarragorri y a David Guerra. Durante los próximos días se comunicarán el formato y el proceso de selección de los seguidores que podrán asistir.

Compartir el artículo

stats