Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segunda División | Los equipos asturianos

El Sporting tiene la inversión más alta en plantilla desde su regreso a Segunda

Orlegi contabiliza 9,9 millones de euros en gastos en personal deportivo, cifra nunca alcanzada desde la campaña 2017-18

Jony y Djuka, ayer, en Mareo. JUAN PLAZA

La inyección económica de Orlegi en el Sporting va más allá del impacto de la adquisición del club. El proceso ha continuado con una ampliación de capital de 7 millones de euros cuya tercera y última fase ha asumido el grupo mexicano, detalle del que se informó en la junta de accionistas. Un momento en el que también se compartieron aspectos de las cuentas para una temporada, la actual, denominada de "transición". Entre los datos presentados para el presupuesto se incluyó un incremento de 1,8 millones de euros en gastos de personal respecto a la campaña anterior. Subida que en su mayor parte va a parar a los gastos de personal deportivo, que han crecido un 11%. En concreto, pasan a contabilizarse por un valor estimado de 9.970.586. Nunca se había alcanzado tal cifra desde el regreso a Segunda, en la 2017-18.

La mayor inversión en plantilla desde que el Sporting regresó a la categoría de plata fue precisamente en su primer intento de lograr el ascenso. En aquella campaña 2017-18, el gasto en personal deportivo se cifró en 9,2 millones de euros. Cifras similares a las actuales, pero inferiores. De ahí en adelante menguó con pandemia de por medio. El gasto en personal deportivo incluye, a grandes rasgos, los sueldos de futbolistas y técnicos de primer y segundo equipo. Es además el principal gasto que realiza el Sporting dentro de su presupuesto. La cifra se incrementa a un total de 14,2 millones de euros si se incluye al resto de trabajadores del club y las cargas sociales. Un montante que resume cómo el grupo mexicano ha conseguido mejorar durante el verano las previsiones marcadas inicialmente para este apartado. Tanto, que incluso ha logrado incrementar las partidas del curso anterior, algo que no parecía sencillo después de continuar en Segunda y arrastrar un agujero económico marcado por la pandemia. Los números de la temporada anterior en cuanto a gastos del personal totales fueron de 12,4 millones de euros.

El mayor problema de Orlegi pasa por ir atajando, de nuevo, un ejercicio marcado por los números rojos. Si el de la 21/22 ya terminó con 6,5 millones de pérdidas (que se ha querido corregir con la ampliación de capital), para el actual se estiman nuevas pérdidas por valor de 6,9 millones de euros. El club ya está dando pasos en la búsqueda para mejorar la vía de ingresos, además de reorganizar su estructura interna. La llegada de Pablo García Sampedro como director del área de negocio.

El pasado mes de septiembre LaLiga compartió los límites salariales de los clubes en Segunda, situando el del Sporting en el undécimo puesto, con un total de 8,56 millones de euros. El límite salarial es una cifra viva a lo largo de la temporada, lo que ha llevado a que desde el club se comparta la sensación de que el tope puede ser mejorado de cara al mercado de invierno. Es otro de los frentes en los que la dirección del equipo trabaja en estos momentos.

La búsqueda de un atacante polivalente es el objetivo para intentar reforzar la plantilla en enero. Una intención de mejorar el equipo que podría implicar, a su vez, la salida de alguno de los futbolistas de Abelardo. Mientras Campuzano ha pasado de descarte a ser titular en las últimas jornadas, refuerzos como el de Milo no han causado la impresión esperada. No se descarta que haya sorpresas.

En lo deportivo, uno de los refuerzos más ilusionantes del verano volvió ayer a entrenarse junto al resto de sus compañeros. Jony inició la sesión con el grupo y apunta a poder entrar en la convocatoria para recibir este sábado a la Unión Deportiva Las Palmas. Hizo trabajo parcial. Lleva un mes sin participar con el equipo, concretamente desde la visita al Levante. Por quien se deberá esperar un poco más es por Gragera, que finalmente se ejercitó al margen, aunque hay optimismo para que también pueda estar entre los citados para este fin de semana. El caso del gijonés es parecido al de Jony. Lleva ya sin disputar un partido desde que el equipo jugó en el Ciudad de Valencia. Al margen se empleó también Zarfino, que estará disponible, y Pol Valentín, cuyos plazos de recuperación de la osteopatía de pubis siguen su curso.

A pesar de que el próximo rival es Las Palmas, el club ha abierto ya la inscripción para conseguir las entradas para el próximo desplazamiento el equipo, el jueves día 8, a Lugo. El conjunto lucense envió 1.924 localidades, que serán distribuidas con prioridad para los abonados (la inscripción se cierra hoy a las 20 horas). Cada entrada tendrá un precio de 25 euros. De las entradas para la afición visitante, 300 están destinadas, como cada partido, a Aficiones Unidas por el acuerdo firmado con LaLiga. 350 serán distribuidas entre las otras agrupaciones de aficionados y 74 serán para compromisos del club.

Compartir el artículo

stats