Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El club distribuirá las entradas entre sus abonados por sorteo

Aficionados rojiblancos, durante un partido en Lugo. | Área 11

Un sorteo puro entre los socios que así la hayan solicitado en el área de abonados. Esa es la fórmula que tiene en mente el Sporting, y la que considera más justa, para elegir quién se hace con las entradas que gestiona el club para los encuentros a domicilio. La fórmula planteada permitirá que de cara a los encuentros más apetecibles para la Mareona (Santander, Lugo, Ponferrada...) los abonados tengan un derecho preferente, sin que se reserven directamente cupos de localidades para las agrupaciones de peñas (Federación de Peñas Sportinguistas, Unipes) o para la grada de animación, como informó LA NUEVA ESPAÑA. El club ya ha mantenido encuentros con Unipes, Federación de Peñas Sportinguistas y con la grada de animación. Se les ha comunicado cómo será el reparto. Todas las partes entienden y aceptan el nuevo formato. De cara a esos desplazamientos que se intuyen masivos y donde el envío de localidades es limitado, por lo que habrá competencia para hacerse con entradas, se usará ese formato de sorteo, donde se igualan las fuerzas.

La fórmula es la siguiente: un único abonado debe darse de alta, tiene que apuntar todos los socios que irían al viaje (y sus números). Da igual que sean 2 que 20. Las peñas harían lo mismo. Luego se sorteará hasta que se agoten las entradas. Por ejemplo, si el Racing envía 1.500 entradas, 300 irían a manos de Aficiones Unidas –como ahora– y las otras 1.200 serían distribuidas por sorteo puro entre los socios que se han inscrito en el área de abonados. Si un socio pertenece a una peña e inscribe a treinta abonados y le toca en el sorteo, se restarían treinta entradas. Si la suerte sonríe a un socio que iría a ver el encuentro en Santander únicamente con otro abonado más, solo se restarían dos localidades. Todos tendrían las mismas opciones, pero siempre habría esa prioridad entre los abonados. Cabe recordar que muchos seguidores sportinguistas han usado otras fórmulas para acudir a partidos: comprando entradas por internet o, incluso, ya en el campo.

Compartir el artículo

stats