Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos "hermanos" frente a frente

Insua se enfrenta a Álvaro Lemos, su íntimo amigo y compañero de residencia y piso en La Coruña cuando estaban en la cantera del Dépor

Insua, Rivera y Álvaro Lemos, con Mario Cotelo al fondo, ayer, en Mareo. | LNE

Casualidades de la vida. Cosas del destino. Y del fútbol. Dos íntimos amigos, dos "hermanos", se enfrentan esta tarde (18.30 horas, Movistar) cara a cara en El Molinón. Pablo Insua, uno de los jugadores más importantes del Sporting de Abelardo, recibe la visita de Álvaro Lemos, lateral derecho de Las Palmas de García Pimienta, hoy segundo clasificado de Segunda División, en puestos de ascenso directo a Primera. Ayer los dos, que mantienen mucha relación, se saludaron afectuosamente en las instalaciones de la Escuela de Fútbol de Mareo, donde estuvieron un rato charlando de forma distendida antes de que la expedición canaria se subiera al autobús. El encuentro se produjo al término de las sesiones de entrenamientos de ambos equipos. Con ellos estuvo un rato Christian Rivera, quien conoce a Lemos de la etapa del medio gijonés en el club canario.

La rivalidad en el campo, donde ambos defienden sus objetivos e intereses, choca frontalmente con una relación de amistad muy estrecha, forjada en los orígenes. Pablo es de Arzúa, localidad de La Coruña. Álvaro, de Santiago de Compostela. Localidades separadas por apenas treinta kilómetros. Pero los dos hicieron migas en la cantera del Deportivo de la Coruña. Ambos, en cierto modo, se moldearon juntos. Reclutados por los ojeadores del club coruñés, fueron compañeros de residencia. Y, más tarde, incluso de piso en La Coruña. Eran entonces dos jóvenes talentos del fútbol gallego, que soñaban con un día pisar el suelo del fútbol profesional en el Dépor. Uno central (Pablo). Otro lateral derecho (Lemos). Parte importante de una generación perdida en el Dépor. La quinta del 93 fue una de las más brillantes hornadas que se recuerdan en muchísimos años en el club gallego: Insua, Lemos, Álvaro Queijeiro, Iago Beceiro, Luis Fernández, Uxío... Jugadores de un talento enorme.

Hicieron mucho, mucho, ruido desde pronto. Ya desde alevines. Y fueron, poco a poco, cosechando éxitos en la cantera deportivista: infantiles, cadetes... Hasta juveniles. Recuerdan en La Coruña como ese juvenil A acaparó todos los focos hace ahora 11 años, en 2011. Fue en una edición de Copa del Rey, donde eliminaron a algunos de los equipos juveniles más importantes del panorama nacional: echaron a la Real Sociedad de Rubén Pardo o Joseba Zaldua; al Real Madrid de Jesé, Derik o Fran Sol con un agónico gol en el 93 de Luis tras una sufridísima eliminatoria a doble partido; y solo les pudo apear del éxito una de las generaciones más prometedoras de La Masía, el Barça de Rafinha, Sergi Gómez o Espinosa.

De aquella generación del 93 deportivista solo uno pudo llegar a ser importante y a tener peso en la entidad: Pablo Insua, hoy central del Sporting.

Compartir el artículo

stats