Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Sporting cae ante Las Palmas y agranda su crisis: 0-1

Los rojiblancos solo dispararon una vez entre palos ante un rival muy superior en la primera parte y no ganan desde octubre

83

Sporting - Las Palmas, en imágenes ÁNGEL GONZÁLEZ

Sigue sin ganar un Sporting anulado por la Unión Deportiva Las Palmas. Los rojiblancos, muy superados en la primera parte, reaccionaron en el tramo final sin ser capaces de disparar entre palos hasta casi cumplidos los noventa minutos. Floja imagen de los de Abelardo, que no ganan desde octubre, ante un rival que envió dos balones al larguero y pudo llevarse una ventaja más amplia. 

La Unión Deportiva Las Palmas controló la primera parte de principio a final mostrando en Gijón la propuesta que le ha llevado al segundo puesto. Acaparó el 61% de la posesión para combinar desde atrás hasta anestesiar a un Sporting convertido en espectador. Ni el intenso frío ni la ausencia de Jonathan Viera desvió la búsqueda de superioridades en el centro del campo a base de atraer a un conjunto rojiblanco fallón y disperso. No ocurrió mucho durante el primer cuarto de hora, pero la sensación era la de que los canarios acabarían encontrando por donde colarse para hacer daño. Así fue. 

Ahogados por la presión alta visitante en los pocos balones que llegó a manejar, y anulado arriba con continuos fueras de juego, el Sporting acabó haciendo aguas por el carril derecho. Cardona encontró la espalda de Guille en un mal repliegue rojiblanco en el que Cote quedó colgado, habilitando la entrada por el carril contrario. Se metió hasta el balcón del área pequeña Cardona -el lateral, el delantero inició desde el banquillo-, y entre el achique de Cuéllar y Cali, el envío golpeó en el argentino y la pelota se fue para adentro. Media hora y consecuencia lógica para un Sporting incapaz de meterle mano a un rival cómodo.

 Estuvo cerca de hacer el segundo el equipo de Pimienta en dos acciones que evidenciaron los problemas del Sporting ante la presión rival. Primero, en una pérdida de Christian Rivera culminada por Álvaro Jiménez, cuyo disparo golpeó en el larguero. Poco después, otra mala entrega, en este caso de Cuéllar, volvió a dar una nueva oportunidad al exrojiblanco Álvaro Jiménez, corregida in extremis por Pedro. En cuanto a los de Abelardo, el saldo ofensivo se limitaba a poco más que dos buenos centros laterales y un cabezazo de Otero para robarle la cartera al portero, finalmente anulado por falta. Se enfadó entonces el Sporting con el árbitro, abroncado por El Molinón al descanso. Una manera de descargar la frustración por la falta de rumbo y de pelota. Amonestó a Otero y Guille al final de los 45 primeros minutos. La primera parte, más amarilla imposible. 

Tuvo una buena oportunidad Zarfino nada más retomarse el partido. Un gran centro de José Ángel encontró la llegada del uruguayo, que metió el interior demasiado abajo. A las nubes. Moleiro contestó disparando al larguero, perdonando Andone después tras cazar el rechace y disparar arriba con la portería vacía. Empezó a abrirse un poco más el partido, sin traducirse en demasiadas ocasiones, pero con el Sporting ganando terreno poco a poco. Se encontró así el equipo gijonés con un penalti, pero el VAR le quitó la opción. Gragera cayó en el área tras cabecear otro gran centro de Cote a saque de falta. Domínguez, guardameta visitante, llegó tarde y arrolló al gijonés, quien sin embargo partía de fuera de juego. A seguir intentándolo. 

Tampoco tuvo suerte un Campuzano que se lesionó tras saltar al terreno de juego en la segunda parte. El final ya fue con el Sporting metido en territorio canario buscando el empate con más corazón que cabeza. El único remate entre palos llegó al filo de los noventa minutos en un cabezazo de Gragera despejado por el meta amarillo. Demasiado poco para meter en problemas a una Unión Deportiva Las Palmas que supo vivir de rentas para sacar premio de su gran primera parte.

Compartir el artículo

stats