Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El nuevo convenio con las peñas: hasta 2025 y entra en vigor este mes

El área social del Sporting exigirá que los colectivos de Gijón que cuenten con treinta afiliados tengan un 60 por ciento de abonados

Aficionados del Sporting, en El Molinón, el sábado, en el duelo ante Las Palmas. | Ángel González

El novedoso convenio lanzado por el Sporting para sus peñas, avanzado en exclusiva por LA NUEVA ESPAÑA, estará vigente hasta 2025. La Federación de Peñas y Unipes tienen ahora unos días de margen –unas dos semanas– para trasladar sus propuestas al área social del club rojiblanco. De hecho, la aprobación de este acuerdo será tratado por los dos colectivos en asamblea. Unipes tiene previsto convocarla para el día 20 e incluir este punto en el orden del día. La Federación de Peñas Sportinguistas también ha trasladado en las últimas horas a sus asociados la necesidad de programar un encuentro de forma inminente. El nuevo protocolo, en cualquier caso, entrará ya en vigor este mes y, con todos sus cambios, supondrá una reordenación en la histórica relación entre el club y estos colectivos. Todo lo anterior, quedará absuelto.

A finales de marzo, de hecho, la anterior junta directiva del Sporting hizo un convenio con la Federación de Peñas Sportinguistas. Apenas tres meses después se cerró la venta del club. Unipes, mientras, estaba funcionando con un protocolo hecho en la campaña 2020-2021. Luego estalló el covid. Y lo acordado, al menos para unos, fue imposible de conseguir. Distintas fuentes sostienen que algunas de las peñas no cumplían los parámetros mínimos de socios y que había cierto descontrol en el censo, sobre todo desde el covid. Situaciones que ahora se debe regular para tener ese carácter de oficial.

Las peñas deberán ajustarse a las normas y criterios que ha diseñado el área social de la entidad rojiblanca. Entre otros criterios, deben contar con un determinado porcentaje para estar inscritas. Antes el mínimo se fijaba en un número. Ahora el club plantea distintos baremos. Para las peñas que tienen 30 socios en Gijón se pide un 60% de abonados. Ese tope se reduce para las más numerosas: las que tienen 50 o más asociados deberán contar con un 45% de socios. Las que tienen entre 31 y 50, un 50%. Y si son fuera de Asturias, no se mide por porcentaje, sino que se pide una representación mínima. En cualquier caso, estos porcentajes quedan pendientes de ajustes. "¿Qué se exija un porcentaje? Perfecto. Ahora, bien, tiene que quedar claro cómo se hace.", dice Manolo Llana, de la peña Nacho Cases.

A la espera de las asambleas, los asociados reflexionan sobre las nuevas normas con preocupación. Algunas inquietan especialmente, sobre todo las que afectan al reparto de entradas o a las restricciones de la presencia de personalidades del Sporting en las fiestas de las peñas. "¿Y qué hago ahora con los peñistas que no son abonados?", se pregunta Andrés Buznego, de Casa Kilo. "Muchos afiliados no pueden pagar los abonos, sobre todo con los precios actuales que ha marcado el club, pero sí intentan viajar a algunos partidos. También pasa que algunas familias tienen miembros que no son socios, pero viajan todas a los partidos a domicilio como un plan familiar. ¿Ahora no pueden viajar?", lamenta. Ringo Menéndez, de El Chorby, pone el foco en el sistema de elección de las entradas. "Estoy de acuerdo en que la prioridad sea para los socios. Pero, ¿se debe hacer por sorteo o por antigüedad?", sentencia.

Compartir el artículo

stats