Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera revolución de MAR

El técnico del Sporting, al que respaldará Irarragorri con su presencia en El Molinón para el debut liguero, sopesa volver a la defensa de cinco, meter de mano a Pola, Valentín y Campuzano y sentar a Djuka

Miguel Ángel Ramírez, en el centro, rodeado por los jugadores, ayer en Mareo. | Marcos León

"He dormido muy poco y he trabajado mucho. Es noche oscura cuando llego y cuando marcho, y no he podido ver mucho la ciudad...", confiesa Miguel Ángel Ramírez. Sin tiempo que perder y después de un estreno tan rápido como accidentado, MAR se estrena esta tarde (16:15 horas) en el Sporting en Liga ante el Zaragoza en un duelo que se prevé ya importante, no decisivo, para comenzar a vislumbrar hacia dónde camina de verdad el primer proyecto deportivo del grupo Orlegi en Mareo. Hasta Gijón se ha desplazado el dueño del grupo, Alejandro Irarragorri, para respaldar al técnico en su primer día en competición liguera.

Ayer, de hecho, el presidente del consejo de administración del Sporting, en un encuentro celebrado en Mareo, agradeció al técnico canario su predisposición para asumir el reto en un momento a todas luces delicado. La apuesta de Orlegi por el joven preparador, que estaba llamado a liderar el siguiente proyecto a partir del verano, es clara. Incluso ayer el mismo Ramírez dejó caer en sala de prensa conversaciones para diseñar el siguiente proyecto con el club, que ha suavizado la trascendencia el encuentro copero. La Copa vino demasiado deprisa para MAR, con un solo entrenamiento y en pleno análisis de la plantilla. Además de un duelo de máxima exigencia, fue el enfrentamiento ante el Valencia más un ensayo de cara a lo que se viene ahora encima en liga. A falta de resultados, y sabedores de que aún queda mucho tiempo por delante, el mensaje de Orlegi se mantiene en que el objetivo es luchar el play-off, algo que ha aceptado Ramírez. MAR comienza ante los de Fran Escribá su particular Everest para por un lado escalar posiciones y también para plasmar sus rompedores pensamientos tácticos sobre el verde. En el segundo tiempo ante el equipo de Gattuso, con todo perdido, Ramírez pasó a un sistema con tres centrales, formación que apunta a ser la elegida en su primer encuentro en liga y el dibujo en el que confía para lo que queda de competición.

El área deportiva, de hecho, busca en el mercado a un central para aumentar la nómina de zagueros ante la idea de formar con tres defensas en la segunda parte de la temporada. El nuevo inquilino del banquillo de El Molinón sopesa desde hoy una serie de cambios estructurales para dar una oportunidad a otros jugadores, en un equipo que está además mermado por las bajas: Cote sigue lesionado, Bruno tampoco llega, Otero está sancionado, mientras que Gragera se quedó ayer fuera al sentir unas molestias y con el Espanyol acechándole de cerca.

No son, en cualquier caso, las obligadas las únicas modificaciones que tiene en mente el preparador, que podría hacer una importante revolución. Si se confirma el sistema con tres zagueros, Jordi Pola podría estrenarse como titular en liga. También Pol Valentín podría entrar por Rosas. Y Campuzano actuar como extremo, o en punta. Djuka, de hecho, apunta a ser suplente. Pichu Cuéllar también tiene serias opciones de recuperar su condición de titular en la portería en detrimento de Mariño. Varios cambios y mensajes en su estreno y antes de encarar la recta final del mercado de fichajes.

Compartir el artículo

stats