La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Graves incidentes en un partido juvenil entre el Grujoan y el Sporting: trifulca en la grada, menosprecios e intervención de la Policía Local

Los hechos sucedieron al término del encuentro entre el club ovetense y el rojiblanco en el campo Luis Oliver

Graves incidentes en el partido entre el Grujoan y el Sporting de Liga Nacional Juvenil disputado en la tarde del domingo en el campo Luis Oliver, de Oviedo. El encuentro terminó con victoria del equipo rojiblanco por 1-2 en el último suspiro. Una trifulca entre padres de jugadores de ambos equipos obligó a personarse a la Policía Local para evitar que el episodio fuese a más y se registrasen incidentes graves. Por fortuna, no se registraron heridos. Pero el susto fue mayúsculo: lanzamiento de objetos al campo, empujones entre padres de jugadores en la grada, insultos... En definitiva, otro capítulo de mucha tensión en un partido del fútbol base. Los hechos sucedieron al finalizar el encuentro. El acta arbitral no recoge incidente alguno. Todas las versiones recabadas por este periódico coinciden a la hora de señalar que la tensión fue continua durante todo el encuentro: "Hubo insultos y menosprecios a lo largo del partido... Pero lo grave fue al final", cuenta un testigo.

La secuencia de los hechos fue la siguiente, según fuentes consultadas por LA NUEVA ESPAÑA: un gol sobre la bocina de un delantero del Sporting y, sobre todo, su posterior celebración tras retirarse la camiseta, con una actitud que testigos presenciales señalan como "provocativa", con gestos a la zona de la grada donde estaban situados los seguidores locales, encendió a una parte de la afición del club ovetense, que perdió los nervios. Aficionados del Grujoan, sobre todo padres y madres de los jugadores, afearon al delantero rojiblanco su actitud: comenzaron a proferirse más y más insultos, y a lanzarse objetos al campo. La confrontación alcanzó a la grada. Es entonces cuando algunos padres de los protagonistas del partido protagonizaron una disputa. Aquí hay dos versiones: unas fuentes señalan que la disputa entre padres no fue a más; y otra, en cambio, lamenta que algunos padres recibieron importantes golpes por las agresiones. La tensión también alcanzó al campo, pero estas mismas fuentes precisan que no hubo graves incidentes entre los jugadores, que se retiraron rápidamente a los vestuarios. La policía local fue requerida para actuar y se personó en el campo.

Compartir el artículo

stats