Joaquín Alonso levanta el ánimo en el Sporting: "Estamos con las pilas cargadas"

"No se tiene que perder el idilio de El Molinón", dice el exjugador y directivo del Sporting

El Sporting, en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA.

VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

A. Menéndez

Patrocinan:
Caja Rural
Cyasa
Asturdai
PDM Siero

La foto de familia –numerosa– en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA confirmó el buen ambiente que reina ahora mismo en el Sporting, más allá del varapalo que supuso la derrota del domingo en El Molinón ante el Racing de Ferrol, especialmente por las formas, aunque ayer nadie quería en la entidad hablar del VAR, un asunto espinoso, pero cerrado. La delegación del club rojiblanco reinó y, a la vez, disfrutó de la fiesta del fútbol regional en la gala del fútbol asturiano de LA NUEVA ESPAÑA. Los premiados se fueron con una sonrisa, con sus galardones en la mano. E, incluso, algunos de los miembros del club rojiblanco, como Boza, elogiaron por lo "bajini" el gran ambiente que se vivió en la gala.

Al encuentro fueron miembros de todos los clubes de la entidad: del primer y segundo equipo, del Femenino, y cómo no, del Genuine, que se estrenó a lo grande en el acto. "Es muy importante lo que se está haciendo. Están todos los estamentos del fútbol aquí representados. Se ampliará a otras modalidades. Da gusto ver galardonados con discapacidades distintas. Es un paso importante. Estamos además en un momento muy importante para el fútbol en Asturias", celebró Joaquín Alonso, responsable de relaciones institucionales del club rojiblanco, que lideró la representación, con David Guerra en Madrid.

Los primeros en llegar fueron Juan Otero y Pablo Insua. Lo hicieron juntos, y se fueron juntos. Uno, premiado al máximo goleador del club rojiblanco –premio que compartió con Aitor García–. El segundo, el que ha sido el mejor jugador de la temporada 2022-2023. Después fueron llegando los demás miembros del club: Lucía Granda (mejor jugadora del Femenino), Lourdes Lezcano (máxima goleadora), junto a Marcos Costales, coordinador del fútbol femenino. También estaban Paula Fernández, Adán Fernández y Anatoli Fal, del Sporting Genuine.

La delegación del equipo rojiblanco fue más amplia aún, porque se sumaron dos jugadores que hoy están en el Sporting Atlético: Diego Boza (mejor jugador de Tercera Federación) y Cristian Acerete (máximo goleador de Tercera Federación). Joaquín Alonso, luego, levantó el ánimo del sportinguismo, con un mensaje optimista de cara el inmediato duelo en La Romareda, que se viene encima, pero también de cara a la temporada: "No se tiene que perder el idilio con El Molinón", –dijo el ejecutivo–. "El equipo está bien. Nadie está exento de perder, pero estamos con las pilas cargadas para mantener el mismo nivel y pensar en los máximos objetivos", insistió Alonso.

El encuentro en LA NUEVA ESPAÑA brindó también la oportunidad a miembros de la dirección de Sporting y Oviedo reunirse con el derbi a la vuelta de la esquina. Ayer se confirmó que entre los dos gigantes del fútbol asturiano reina ahora un buen rollo general. La tensión que se vivió en otros clásicos es ya historia, parte del pasado. De hecho, Joaquín Alonso y Manolo Paredes estuvieron hablando un rato largo, de forma muy amena. Pero también hubo gestos de complicidad entre Borja Bastón y Pablo Insua, dos pilares de cada club. Lucas Ahijado y Juan Otero también formaron parte de esos corrillos que se formaron al término de la gala. La complicidad era tal, que incluso la foto de familia del Sporting se hizo esperar porque en el auditorio Insua, Bastón, Lucas, Joaquín y Paredes charlaban de forma amistosa, con complicidad. "Ahora hay que pensar en Zaragoza. El derbi siempre está presente: todos tenemos gente cercana que quiere ir a verlo; es un partido que crea mucha expectativa. Pero ahora tenemos que pensar en Zaragoza. Y ves a los a jugadores cómo se reponen. Hay que tener la fuerza suficiente para afrontar el siguiente partido olvidándonos del pequeño", comentó Joaquín.