Ramírez se emociona en su despedida: "Ha sido un regalo de la vida entrenar al Sporting"

"Ha sido muy difícil tomar la decisión. He sido muy feliz aquí", reconoce el entrenador canario, arropado por los suyos en su adiós 

Andrés Menéndez

Andrés Menéndez

"Ha sido un regalo de la vida entrenar al Sporting…. Hoy siento que es el momento de dejar esta etapa. Siento que hemos dejado todo". Miguel Ángel Ramírez se emocionó hasta en dos ocasiones y no pudo contener las lágrimas en su adiós como entrenador del Sporting en una despedida en El Molinón que pone en valor su dimensión como técnico, pero también como persona. Primero en el momento de abrir sus emociones y repasar su etapa. Después a la hora de agradecer el cariño al sportinguismo. Fue en realidad un adiós a su altura incluso un punto discreto, pero a la vez agradecido, rodeado de los suyos, tanto de jugadores, empleados y directivos (David Guerra, Joaquín y Gerardo) y que en cierto modo sirve para poner en valor la personalidad de la figura del preparador canario. Ramírez tomó la palabra para repasar un año y medio de gobierno en el club muy intenso: "Han pasado 516 días. En todos ellos he intentado aprender y sufrir aportando lo máximo. Fueron unos inicios complejos pero también muy ilusionantes. Pronto formamos un equipo con mayúsculas un grupo…".

 El entrenador subrayó todos los aspectos buenos de este tiempo. Y puso en valor lo logrado esta temporada: "Esa energía nos ha llevado a pelear por el ascenso. Aunque puede que estamos decepcionados con el tiempo tenemos motivos de estar orgullosos", ahondó

Motivos de su adiós

"Por supuesto que ha sido difícil tomar esta decisión. He sido muy feliz aquí. Porque me siento querido y respetado. Me he sentido realizado. He entendido que para liderar a este gigante hace falta un nivel muy alto de energía y pasión y entusiasmo que lo he tenido cada día que he estado. Pero que entiendo que ahora estamos más cerca del objetivo seguro que has sentado unas buenas bases para que otras personas puedan culminar lo que queremos. Suelo guiarme por indistintos y por lo que siento. Entendía que un año y medio aquí era suficiente. Más que ese tiempo podía ser desgastante. No se si hubiese cambiado el ascenso. La decisión estaba tomada".

Puerta abierta a regresar

"Estoy enamorado de este club y de este ciudad. Asturias me parece el lugar perfecto para vivir. Me encantará volver".

Emoción con la afición

He llorado mucho esta semana. El cabrón de Manu Carriles lo hace tan bien que es difícil no emocionarse viendo los "Inside". Viendo cómo viajaban con nosotros. Nunca viví y creo que nunca voy a algo parecido. Es algo que no se puede describir con palabras".

David Guerra agradece al técnico su labor

David Guerra, presidente ejecutivo del club rojiblanco, agradeció a Ramírez su paso por el club rojiblanco. El ejecutivo madrileño respaldó al entrenador canario en su despedida. 

"Estamos aquí para anunciar que Miguel Ángel Ramírez cierra su etapa como entrenador. Es un día de despedidas y las despedidas suelen tener un carácter triste. Hoy hay un sentimiento que prevalece que es el de la felicidad. El de estar todos con una sonrisa. Ver a tanta gente en la sala de prensa. Demostrar que el Sporting es una familiar. Ha sido un placer veros trabajar. Vuestra implicación. Vuestra humanidad. Veros cómo habéis tratado a la gente del club. Vuestro legado, que va a continuar. Estamos muy felices de haber apostado por ti. De haber apostado. De que nos hayamos mantenido firmes todos juntos cuando el viento soplaba en contra. Veíamos el trabajo diario y veíamos lo que se estaba haciendo. Ha habido momentos muy felices y todos ellos nos han ayudado a continuar. Esta es tu casa. Eres un gran entrenador y más importante eres una gran persona. Has dejado una huella en Gijón y en toda Asturias".