26 de julio de 2009
26.07.2009
 
En Madrid

Una niña de 12 años muere apuñalada en el corazón

El suceso ha ocurrido sobre las 08.45 horas, en un piso de la calle Pico Cejo del distrito de Puente de Vallecas

25.07.2009 | 14:05

Una menor de doce años, de nacionalidad dominicana, fue hallada muerta en torno a las 8.45 horas en su domicilio, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, por heridas de arma blanca, una de ellas asestada en el corazón, informaron fuentes policiales. Se desconoce la relación que había entre el asesino y la víctima, pero una vecina afirmó "conocerlo de vista" porque se acercaba a veces al domicilio.

Cuando los servicios del SAMUR llegaron al lugar de los hechos, la niña se encontraba en parada cardiorrespiratoria y aunque intentaron reanimarla durante 30 minutos, no pudieron hacer nada por su vida. Tras el análisis del cuerpo, los médicos señalaron que la niña tenía numerosos cortes en el cuerpo. En concreto, presentaba dos heridas defensivas en la muñeca izquierda y una puñalada en el corazón, que fue la causa de la muerte.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid se ha hecho cargo de la investigación, en la que han extremado las medidas de confidencialidad al tratarse de una menor. Sin embargo, se conoce que el asesino se dio a la fuga y está siendo buscado por los servicios policiales. No se sabe exactamente qué relación mantenía con la menor o con la familia, aunque una vecina afirmó conocerlo de vista porque "a veces" se acercaba al domicilio.

La joven, llamada María Mercedes, se encontraba sola en su domicilio al ocurrir los hechos. Los vecinos cercanos fueron alertados en torno a las 8.45 horas por los gritos de la joven "pidiendo auxilio", y poco más tarde, uno de los vecinos vio "salir a un hombre corriendo" calle arriba, aunque no pudo identificar quién era.

LA DESCUBRIÓ UNA VECINA

Al acercarse al portal, una de las vecinas vio a la joven ensangrentada en el suelo. Fue entonces cuando ésta alertó a otros inquilinos y se efectuó la llamada de emergencia a la policía y a los servicios de emergencia, ya que en casa de la víctima no contestaba nadie.

Poco después del apuñalamiento, llegó al lugar de los hechos la madre de la menor, que en el momento estaba en su trabajo y que ha sufrido un ataque de ansiedad por el que ha sido atendida. En la casa sólo vivía la menor junto a su madre y llevaba poco tiempo en este domicilio, sin llamar nunca la atención por peleas.

EUROPA PRESS

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine