20 de diciembre de 2009
20.12.2009
40 Años
40 Años
 
Un episodio de «ciberacoso»
 

Detenidos tres hermanos asturianos que obligaban a menores a desnudarse en internet

l La Policía sorprendió a los arrestados descargando porno infantil de la red
l Una de las víctimas pudo fotografiar con el móvil a uno de los acosadores

20.12.2009 | 01:00
Un agente muestra algunas de las fotos incautadas.

Madrid / Oviedo,

Agencias / L. Á. V.

La Policía ha detenido a tres hermanos asturianos que presuntamente acosaban a varias menores de edad a través de internet. Los detenidos, según los agentes, llegaron a amenazar a las menores para que conectaran la cámara web y realizaran acciones de carácter sexual. En el momento del arresto, los agentes comprobaron que los detenidos estaban descargando archivos de pornografía infantil en su ordenador. La Policía llegó a los hermanos después de que uno de ellos introdujese una fotografía suya en la red. Una menor logró fotografiarla con su teléfono móvil, lo que permitió identificar posteriormente al presunto «ciberdelincuente».


Según informó el Ministerio de Interior, la operación se inició tras la denuncia interpuesta por la madre de una de las víctimas, de 14 años, quien sufría abusos sexuales por parte de uno o varios individuos a través de internet.


Los arrestados se identificaban como menores de edad para ganarse la confianza de las chicas, para más adelante convencerlas de que enviasen imágenes de ellas desnudas con el fin de realizar «cibersexo». El primer contacto entre la víctima y los detenidos se produjo en casa de una amiga de la menor, cuando conectaron a través de la red para que se desnudaran delante de la cámara del ordenador.


Esta modalidad delictiva se denomina «grooming». Una vez con las fotos en su poder, y siempre según la versión de la Policía, los hermanos comenzaron a extorsionar a las niñas, amenazándolas con divulgar las fotos obtenidas, incluso a sus padres. Para evitarlo, debían realizar actos cada vez más sexuales. En concreto, exigieron a la menor que denunció en primer lugar que enviase una foto en la que se la viera completamente desnuda. Ante la negativa de ésta, se iniciaron las amenazas, momento en el que la menor tuvo que realizar determinadas acciones de carácter sexual siguiendo las indicaciones de los acosadores.


Una de las menores víctimas del acoso sexual pudo fotografiar con el teléfono móvil a uno de los acosadores que, en un descuido, dejó ver su rostro. Esta fotografía fue facilitada a los investigadores para lograr su identificación. Además, los agentes supervisaron varios ordenadores utilizados en los contactos, por lo que se pudo determinar que eran hermanos y residían en el mismo domicilio. Los tres mostraban en internet un perfil de menores de edad para captar nuevas víctimas.


Una vez que el juez dio la orden para investigar las cuentas de correo y realizar un examen de los equipos informáticos, los hermanos fueron detenidos. En el registro, los agentes encontraron varios archivos de pornografía infantil. Además, disponían de una agenda con 571 contactos, muchos de ellos menores.


Entre el material incautado, se encontraron dos discos duros, un teléfono móvil en el que aparece registrado el número de la víctima y diversa documentación. Además, en el momento de la detención y del registro se localizó numeroso material de pornografía infantil que estaba siendo descargado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine