07 de mayo de 2010
07.05.2010

Vuelve el misterio del vuelo AF447

Francia espera recuperar las cajas negras que revelarían las causas del accidente en el Atlántico en el que murieron 228 personas

07.05.2010 | 02:00

París, Agencias

El submarino nuclear «Nemrod» localizó ayer la «zona de situación» donde pueden estar las cajas negras del avión correspondiente al vuelo AF447 de Air France que se estrelló en el Atlántico el pasado 1 de junio, cuando volaba entre Río de Janeiro y París y causó la muerte de sus 228 ocupantes.


El portavoz del Gobierno francés, Luc Chatel, en una entrevista a la emisora de radio «France Info», se mostró «muy prudente» porque lo que hay por ahora «es una zona de localización» que tiene un radio de unos cinco kilómetros y donde estarían las cajas negras. Otra razón para la prudencia es que está por ver que se puedan sacar a la superficie en función de la profundidad a la que se encuentren. Un experto recordó que hasta ahora no se han realizado operaciones de ese tipo a más de 3.000 metros bajo el nivel del mar.


De acuerdo con las informaciones del Ministerio de Defensa, el submarino nuclear francés captó señales que, después de haber sido analizadas por Thales, fabricante de los radares, parecen poder corresponder a las cajas negras del Airbus A330 de Air France que despegó de Río y se precipitó al océano a unos 1.300 kilómetros de la ciudad brasileña de Recife, por razones aún desconocidas. Chatel insistió en que de confirmarse el hallazgo «sería una muy buena noticia para todos, en primer lugar para las familias». El BEA había decidido prolongar la tercera fase de búsqueda de las cajas negras hasta el próximo día 25.


Por otra parte, un avión de Iberia procedente de Ecuador aterrizó ayer en Santo Domingo a causa de la rotura de un cristal. El aparato, un Airbus 340, procedía de Guayaquil (suroeste de Ecuador) y volaba hacia Madrid con 235 pasajeros cuando tuvo que desviar su trayectoria y aterrizar en el aeropuerto de Las Américas (este de Santo Domingo), sin que se produjeran heridos.


Aunque técnicamente el aterrizaje se efectuó tras declarar la situación de emergencia, en ningún momento hubo problemas ni escenas de nerviosismo. La portavoz de la compañía Aerodom, que gestiona el aeropuerto, Yolanda Mañán, dijo que el aterrizaje se produjo «sin novedad». Los viajeros fueron trasladados a diferentes hoteles y esperan a que concluya la reparación para continuar su viaje, posiblemente hoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine