21 de mayo de 2010
21.05.2010
El infanticidio de Gerona
 

Las autopsias descartan que los hijos de la parricida de Lloret sufrieran violaciones

Lianne Smith confesó a un amigo días antes del asesinato que no podía soportar la situación tras la captura de su marido, un presunto pederasta

21.05.2010 | 14:40

Barcelona, Agencias
Las autopsias practicadas en el Instituto de Medicina Legal de Gerona a los hijos de la parricida confesa de Lloret de Mar (Gerona), Lianne Angela Smith, descartan que hayan sufrido abusos sexuales. La niña, Rebecca, de cinco años, y su hermano, Daniel, un bebé de 11 meses, no tienen signos de haber sido víctimas de violación, una hipótesis que se barajaba en un principio puesto que el padre de uno de los niños, Martin Anthony Smith, es un presunto pederasta acusado de cometer 13 delitos sexuales en el Reino Unido, uno de ellos a su hijastra, otra de las hijas de Lianne Angela Smith, que ahora tiene 20 años. Martin Anthony Smith fue detenido el día 6 de mayo en Barcelona por estos cargos.

El matrimonio llevaba más de dos años huido del Reino Unido para eludir la justicia, ya que él estaba en busca y captura, y habían convivido en un piso en Travessera de Gracia de Barcelona, donde ayer los Mossos d'Esquadra regresaron junto con la mujer para efectuar un registro. La pareja vivía desde hace más de un año en ese piso, según los vecinos, aunque a Martin Anthony Smith apenas se le veía porque en contadas ocasiones salía a la calle, y a ella se la encontraban de forma muy intermitente. Según varios vecinos del bloque, la mujer, que era esquiva, temerosa y evitaba entablar conversación, iba siempre con sus niños. La mujer declarará hoy ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Blanes, que ha decretado el secreto del sumario.

El periódico «Daily Mail» publicó ayer unas supuestas declaraciones hechas por Lianne pocos días antes del presunto asesinato de sus hijos, en las que dudaba de su capacidad para soportar la situación tras la captura de Martin. Según el diario, la madre se desesperó cuando, tras el arresto de su compañero, a quien cree inocente, se vio sola en España y empezó a temer que los servicios sociales pudieran quitarle a sus hijos.

Lianne confesó su desesperación a un publicista con el que se puso en contacto a través de internet, después de la detención del presunto pederasta. «Martin no está y yo me he quedado al cuidado de los dos niños, realmente no sé cómo voy a poder aguantar. No sé muy bien cuáles son mis planes ahora. Estoy intentando centrarme y decidir qué hacer», le dijo supuestamente Lianne. En una serie de llamadas y correos electrónicos a este publicista, a los que aparentemente ha tenido acceso el periódico, la sospechosa explicaba que, estando en Inglaterra, su pareja estaba dispuesto a ser procesado por los delitos de los que se le acusaba.

Sin embargo, lo que les hizo cambiar de actitud y planear la huida fue cuando, a la luz de los cargos imputados a Martin Smith, los servicios sociales de Staffordshire empezaron a investigar la situación de la niña, entonces de 3 años, al amparo de las leyes de protección del menor. Frente a la posibilidad de que les quitaran a la niña, huyeron del Reino Unido con sólo una bolsa y juguetes para la pequeña, explica el periódico.

La mujer asegura en estas conversaciones que «nunca cuestionó» la inocencia de su compañero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine